Château d’Abbadie (Hendaye)

Castillo de Abbadia - Hendaia

Rodeado por unos amplios jardines y enclavado en un magnifico lugar con vistas sobre el Océano Atlántico, nos adentramos en el precioso Château d’Abbadie en una de esas imágenes que cuando la ves, difícilmente se olvida. Uno de los grandes atractivos de la localidad francesa de Hendaye (Hendaya) en una visita que merece mucho la pena realizar. ¿Te apetece conocer más?

CASTILLO-OBSERVATORIO DE ABBADIA

El precioso Castillo de Abbadia, fue construido por Eugène Viollet le Duc entre 1864 y 1879 para Antoine d’Abbadie (1810, Dublín). De madre irlandesa y padre vasco, pronto se convirtió en un enamorado del País Vasco y en un gran defensor de su idioma y cultura. En 1836 publicó con Agustín Xaho un estudio gramatical sobre el idioma vasco y mas tarde fue alcalde de Hendaya de 1871 a 1875, donde su compromiso con el pueblo fue tan grande que a su muerte le llamaron “Padre de los Vascos”.

Pero no quedó todo ahi, ya que Antoine d’Abbadie fue un científico apasionado por los viajes, la geografía, la astronomía y la cultura oriental. Realizó la primera cartografía de Etiopía después de una estancia de 10 años en el país africano. Astrónomo y geodesta se interesó por las fuentes del Nilo y la cartografía celeste, algo que le hizo ser considerado un sabio fuera de lo común. En 1867 fue elegido como miembro de la Academia de las Ciencias donde posteriormente, en 1892, se convertiría en su presidente. Un dato curioso, su castillo alberga un observatorio de astronomía que funcionó hasta 1975 permitiendo a varios equipos de observadores realizar catálogos de estrellas. A su muerte en 1897 legó su castillo a la Academia de las Ciencias, hoy por hoy todavía propietaria.

Su arquitectura es de estilo neogótico y está inspirada en los modelos de las fortalezas de la Edad Media. La riqueza de su decoración hace de este castillo un lugar destacado en ornamentación y policromía. El edificio consta de un cuerpo central alrededor del cual se sitúan tres alas: la noroeste reservada al estudio, la este a la devoción y la meridional a la recepción. El castillo alberga también en su interior una capilla donde Antoine y su esposa Virginia fueron enterrados.

VISITANDO EL CASTILLO:

Lo primero que nos llamó la atención nada más ver el castillo es la gran belleza del edificio, su aspecto exterior. Una estructura preciosa, perfectamente cuidada, todo ello en piedra de color claro donde destacan el color rojo de algunas de sus puertas y el gris oscuro de los tejados de las torres y sus diferentes formas en su estructura. Algunos animales tallados en piedra también están presentes en el exterior del castillo. Así podemos observar por ejemplo unos elefantes adornando las esquinas de la parte del castillo que mira hacia el mar, o bien una serpiente en la parte alta de la entrada o dos cocodrilos que flanquean las escaleras de acceso al castillo.

Entrar al castillo es tener la sensación de que algo precioso y único está por descubrirse… y es que el vestíbulo te invita a retroceder unos siglos en el tiempo. En él destaca la escalera de honor adornada con una vidriera rica en colores cuya decoración lleva los escudos de armas familiares. La decoración exótica está presente con imágenes y figuras dignas de ser apreciadas detalladamente.

En nuestro caso decidimos hacer la visita por libre y en el vestíbulo una de las responsables nos entregó una guía en castellano para poder entender el significado de cada una de las estancias y apreciar infinidad de detalles y conocer el significado de las mismas. Allí también se encuentran folletos de información sobre lugares de interés cercanos, material sobre el castillo a la venta (libros, cd, postales) y da acceso a las estancias de la planta baja del edificio.

La primera estancia del recorrido es el observatorio donde destaca un antiguo telescopio así como diverso material utilizado por Antoine d’Abbadie para sus investigaciones. Una zona muy curiosa y que llama la atención ya que no es habitual encontrarse algo así dentro de un castillo.

Una de las cosas que nos llamó mucho la atención fue la biblioteca, la cual guarda una inmensa colección de obras científicas y literarias de Antoine d’Abbadie. Cuando este legó su castillo a la Academia de las Ciencias en 1897 la biblioteca contaba con más de 10.000 volúmenes entre los que destacaban 960 obras vascas o 234 magníficos manuscritos bíblicos y literarios, escritos en Ghez, lengua litúrgica etíope. También se hallan publicaciones astronómicas que testimonian con las calculadoras sobre la mesa la actividad del antiguo observatorio.

Las habitaciones son una auténtica maravilla, en todas ellas se conservan los muebles de época y muchas están dotadas de chimenea, cama con dosel e infinidad de detalles o inscripciones que merecen ser observados con detenimiento. La decoración está llena de colores, en su mayoría vivos, pero aun así no provocan un ambiente recargado ni excesivo. El resultado es precioso. Las paredes están empapeladas en telas y todo el interior del castillo forma un mosaico de colores e imágenes muy bonito. Me llamó mucho la atención la “Habitación del Emperador”, una habitación preparada exclusivamente para la visita y estancia en el castillo de Napoleón Bonaparte, un hecho que no llegó a producirse nunca. Me gustaron mucho también el dormitorio de Antoine y su esposa, la habitación de honor para los invitados o el salón de honor. En muchas de ellas están escritos proverbios o citas, un dato que me pareció muy curioso. En el comedor cada una de las sillas lleva grabada una letra diferente en etíope que unidas entre si forman una curiosa frase que… os invito a descubrir en vuestra visita (si, os voy a dejar con la intriga :)). Cabe destacar también la capilla, donde llama la atención un balconcito desde el cual los señores podían escuchar la misa sin tener que salir de su dormitorio. Bajo el altar de esta capilla descansan Antoine y su esposa.

Video promocional de la web de Turismo de Hendaya:

HORARIOS Y TARIFAS:

Antes de pasar a describir los horarios de visita quiero comentar que las visitas guiadas son en francés habiendo en castellano bajo reserva. A pesar de estar en Francia, Hendaya es la única localidad trilingüe de la conocida como Côte Basque (costa vasco-francesa), por lo que no hay problema para entenderse en castellano, euskera o francés. Se puede visitar el castillo de manera libre, opción que nosotros elegimos. A la entrada te dan una guía en el idioma que elijas (castellano, euskera, inglés o francés). Un manual que explica perfectamente el significado de cada estancia y de todos sus detalles para que no perdamos de vista ninguno, todo ello acompañado de un plano de situación para que no haya ningún problema de orientación. El único inconveniente es la imposibilidad de sacar fotos y grabar vídeo en su interior. Una auténtica pena porque un castillo así no se tiene la posibilidad de visitar todos los días.

Horarios de visita:

– Del 24 de Enero – 30 de Abril / 3 de Octubre – 31 Diciembre: de lunes a sábado de 14:00 a 18:00

– Del 1 de Mayo – 3 de Julio / 29 de Agosto – 2 de Octubre: de lunes a viernes de 10:00 a 12:00 y de 14 a 18:00. Sábados y domingos de 14:00 a 18:00

– Del 4 de Julio al 28 de Agosto: todos los días de 10:00 a 18:00. Del 18 de Julio al 21 de Agosto cierra a las 21:00 horas.

Importante: Las últimas visitas empiezan una hora antes del cierre.

Tarifas:

– Visitas guiadas: 7,90 € / adulto, 4€ /niño (6 a 13 años). Forfait familia (2 adultos + dos niños): 19 €

– Visita libre: 6,30 € /adulto, 3,20 € niño (6 a 13 años). Forfait familia (2 adultos + dos niños): 16 €

MIS IMPRESIONES:

Antes de dar mi valoración final quiero comentar que el acceso al castillo está señalizado por lo que no hay ningún problema en encontrarlo ni acceder al mismo. Se puede llegar en coche y dejarlo en un aparcamiento (no muy grande) gratuito anexo al castillo. Es una visita para disfrutar en todos los sentidos. Desde su exterior es un lujo observar su preciosa estructura desde todos los ángulos, sin olvidar las maravillosas vistas al océano. Y desde su interior… es una auténtica joya en perfecto estado de conservación que nos hace volar en el tiempo. Un paseo por una maravilla de castillo que recomiendo totalmente descubrir y contemplar con vuestros propios ojos. Os sorprenderá.

DATOS:
Château d’Abbadia
Route de la Corniche
64700 HENDAYE (FRANCIA)
Tfno: 05 59 20 04 51
www.chateau-abbadia.fr

sm-guia-iparralde

¿Mas entradas sobre País Vasco Francés? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s