Olite, un palacio de cuento de hadas

Palacio Real de Olite

En pleno corazón de la Navarra Media, nos encontramos con uno de esos lugares que invita a soñar: el Palacio Real de Olite. Uno de los monumentos histórico-artisticos más importantes de Navarra (considerado así desde 1925), cuyo esplendor yace perenne. Dividido en tres partes, el  Palacio Viejo (actual Parador de Turismo), las ruinas de la Capilla de San Jorge, y el Palacio Nuevo (lugar donde se lleva a cabo la visita), la fortaleza nos cautiva. ¿Te apetece descubrirlo?

UN POCO DE HISTORIA

El Palacio Nuevo de Olite fue construido entre los años 1402 y 1424. Formado por un complejo de estancias, jardines y fosos, rodeados de altas murallas rematadas por numerosas torres, el Palacio proporciona una espectacular y característica silueta que no deja indiferente a nadie. El promotor de esta obra fue Carlos III “el Noble” (Rey de Navarra entre 1387 y 1425). Como su sobrenombre indica, este buen rey de dinastía francesa (Evreux), es conocido más por su amor por la cultura y lujosa vida de palacio que por sus campañas militares. Prueba de ello nos dejó este impresionante legado el cual fue considerado en su día uno de los más lujosos de Europa.

Carlos III “el Noble” se casó con Leonor de Trastámara en 1375 y de cuyo matrimonio nacieron ocho hijos, entre ellos Doña Blanca (Reina de Navarra entre 1425 y 1441), madre del Príncipe de Viana. Una familia que disfrutó de la vida relajada de la corte hasta entrado el S. XV.

En 1512 con la unión de Navarra a la Corona de Castilla comenzó el deterioro del palacio, ya que solo fue utilizado como residencia esporádica de los virreyes. En 1813 durante la Guerra de la Independencia, el palacio fue incendiado por el General navarro Espoz y Mina para evitar que las tropas francesas se hicieran fuertes en él, por lo que toda la decoración interior y parte de la estructura ardieron, quedando el palacio semi-derruído y vacío.

No fue hasta 1923 cuando la Diputación Foral de Navarra convocó un concurso para elaborar un proyecto de restauración, cuyas obras dieron su fruto 30 años despues de que comenzara en 1937.

Palacio Real de Olite

ADENTRANDONOS EN EL PALACIO NUEVO

El Palacio Nuevo está dividido en dos plantas donde podemos pasear y descubrir sus estancias y galerías, subir a sus torres y disfrutar de sus preciosas vistas desde lo más alto. A continuación detallo lo que alberga cada una de sus plantas.

PLANTA BAJA

Jardín viejo: es la actual entrada al Palacio Nuevo. En tiempos del Rey era conocido como “Patio de los naranjos” debido a la gran cantidad de estos y otros árboles que mandó plantar tanto aquí como en otras zonas del palacio (limoneros, jazmines de Alejandría, moreras, etc). Desde este patio se aprecia ademas, el impresionante ábside de la Iglesia de Santa María. Una pequeña oficina de venta de entradas donde conseguir información sobre el palacio, visitas guiadas, etc, es el punto de partida.

Sala de las excavaciones: es la antigua sala de guardia. Es denominada así debido a los sondeos arqueológicos llevados a cabo durante los últimos años. Gracias a ellos se halló un segundo suelo así como una serie de elementos constructivos (un pilar, una columna y parte de un muro) de más de 7 metros de altura lo que confirma la existencia de una sala o espacio cuya función se desconoce y que en siglos posteriores se rellenó con tierra y restos procedentes de las obras del Palacio Viejo. Entre los materiales de relleno se encontraron restos de cerámica y otros objetos de los siglos XII al XV.

Sala abovedada: se trata de una pequeña sala apuntada de medio cañón que sirve de lugar de paso a la “Sala de los Arcos” y que se corresponde con la parte trasera del patio de “La pajarera”.

Sala de los Arcos: también conocida en Olite como “Cueva de los murciélagos”. Es uno de los espacios más espectaculares del palacio y curiosamente la única función que tiene es la de soportar el peso del pequeño jardín colgante que se encuentra junto a la habitación de la reina. Fue mandada construir por el Rey Carlos III y está compuesta por unos potentes arcos fajones apuntados.

Gran torre: es el núcleo principal donde se encuentra su planta noble, se ubican las dependencias de los reyes y también por donde se sube a la “Torre del Homenaje”. Subiendo sus escaleras de caracol se puede apreciar que casi todas sus piedras están marcadas. Son las marcas de los canteros los cuales firmaban las piedras para después poder cobrar el trabajo realizado.

Torre del Homenaje: es el punto más alto del palacio con sus casi 40 metros de altura. Bien merece la pena subir sus 133 escalones para contemplar la hermosa panorámica sobre Olite y la comarca: al Norte, Tafalla; al Sur, Beire, Pitillas y los primeros cabezos del desierto de las Bardenas; al Este, San Martín de Unx y Ujué; al Oeste, el Monte Plano.

Exposición “Olite, trono de un Reino”: son las salas donde se ubicaban el guardarropa y las habitaciones de las Damas de la Reina. En la actualidad se encuentra una exposición permanente que contiene los proyectos de restauración, donde de exhiben los documentos mas destacados de las diferentes propuestas de restauración presentadas a concurso en el año 1923. A su vez podemos ver planos, fotos antiguas, maquetas y dibujos antiguos así como algún resto de ladrillos vidriados y azulejos o baldosas que cubrían los muros y suelos de palacio.

Pozo del hielo: se trata de una estructura ovalada, en forma de huevo y de 10m. de profundidad cuya finalidad era la de servir como depósito de hielo. Este pozo cubierto se unía al palacio por un pasadizo subterráneo ya derruido. Está situado en la zona más fría del palacio y en él metían capas de nieve apelmazada y la cubrían con paja a modo de aislante lo que permitía que se conservase hasta el verano.

Ruinas de la Capilla de San Jorge: capilla privada de los monarcas hoy en ruinas. Fue construída a finales del S. XIV y es conocida también como “Palacio de la Reina”, ya que fue Doña Leonor de Trastámara la impulsora de las obras. Debajo de esta capilla existe una bodega abovedada de medio cañón, con nichos en las bases de sus muros laterales, en la cual aún hoy se mantiene una buena temperatura. No está permitido el acceso a estas ruinas.

Palacio Viejo: Se trata de una construcción del S. XIII con base romana, y de planta rectangular enmarcada por cuatro torres. Es el núcleo originario del palacio en el cual, tras la construcción del Palacio Nuevo se encontraban las caballerizas, las cocinas y otras dependencias secundarias. En la actualidad este edificio es Parador Nacional de Turismo.

Patio de la Pajarera: este pequeño patio se utilizaba para albergar una colección de aves exóticas para capricho del Rey. Estaba cubierto con una gran red, a modo de jaula, para que las aves no pudieran escapar. En parte de sus muros se conserva un panel de yeso con unos pequeños agujeros en los que anidaban los pájaros exóticos. Además de las aves el Rey tuvo otro tipo de animales: halcones, perros, búfalos, jirafas, leones, camellos y lobos, formando así un pequeño zoológico en los jardines cercanos al palacio.

Patio de la Morera: En el centro de este patio se halla una imponente morera que fue declarada Monumento Natural de Navarra. Se sabe con seguridad que tiene más de 300 años pero cuenta una leyenda que pudo ser el propio Rey Carlos III quien la plantara por lo que este árbol puede tener una historia de más de 500 años.

Palacio Real de Olite

PRIMERA PLANTA

Cámara de la Reina: Se trata de una sala rectangular con una imponente chimenea con amplios ventanales desde los que se aprecia el jardín colgante de la reina rodeado por un pequeño claustro. Esta habitación, al igual que el resto, estaba decorada con zócalos de madera esculpida de los que colgaban tapices, pinturas y yeserías. Los suelos estaban pavimentados con ladrillos esmaltados, las ventanas lucían amplias vidrieras policromadas y los techos aparecían cubiertos de artesonados de madera, algunos de ellos pintados en dorado.

Tocador de la Reina: también denominada “Cámara”. A esta dependencia se accede desde la “Cámara de la Reina” y forma parte de las dependencias de la reina. Permanece cerrada al público.

Cámara del Rey: se trata de un gran salón con amplios ventanales góticos y una gran chimenea. Era utilizado por el Rey como lugar de recepción de invitados. Así mismo parece que el pequeño “saliente” que hay en una de las esquinas corresponde a la “Torre del Retrait”, la zona privada de descanso del Rey.

Cámara de los yesos: también llamada “Sala Mudéjar”. Es la única que conserva su decoración original. Se trata de 10 paneles de yesos hechos por maestros moros que forman dibujos geométricos, lazos, emblemas heráldicos, hojas de castaño… Debido a su delicado estado de conservación, el acceso al interior de la sala está restringido.

Galería del Rey: También llamada “Galería Dorada”. Está compuesta por dos arquerías superpuestas de arcos polilobulados que descansan sobre unos capiteles decorados con motivos vegetales que a su vez se apoyan en unos pilares de sección romboidal. Esta galería fue desmontada para una adecuada restauración, labrando de nuevo los elementos que faltaban. En la tracería de los arcos se diferencia perfectamente la parte restaurada de la original. Desde esta hermosa galería orientada al Sur podemos ver los patios de la Morera y de la Pajarera

Galería de la Reina: para que la Reina disfrutara de un jardín al lado de la habitación, el Rey mandó construir la imponente “Sala de los Arcos”. Su nombre de “jardín colgante” es debido a que está suspendido a varios metros de altura. El acceso al interior del jardín está restringido.

Torre del Portal de Fenero: protegía la puerta de entrada a la muralla, y se utilizaba para el cambio de guardia y vigilancia. El nombre de “fenero” se debe a que por esa puerta entraban el heno a la ciudad.

Torre de la Atalaya: también llamada “del vigía”, debido a que desde ella, un vigilante avisaba a la guardia de palacio de cualquier peligro haciendo sonar un cuerno a modo de trompeta. Está compuesta por una torre cuadrangular que a su vez lleva adosada una pequeña torreta cilíndrica desde la cual las vistas son espectaculares. La ventana que se conserva es original y representa el lazo eterno, uno de los símbolos de Carlos III.

Torre de los Cuatro Vientos: desde sus balcones, los monarcas podían ver los torneos, justas y espectáculos que se celebraban en la explanada a los pies del palacio. Es de planta cuadrada y tiene cuatro ventanales (tres de ellos con balcones), también es conocida como torre de las “Tres grandes finestras”.

Torre del Aljibe: se trata de una torre hueca por donde se subía el agua que traían desde el río. Todo el palacio estaba dotado de un sistema de tuberías de plomo para canalizar el agua. Estas tuberías estaban en las hendiduras que hoy se aprecian en muchas paredes del palacio. En el suelo, bajo la tapa (una tapa que puedes levantar durante la visita), se pueden apreciar los únicos restos de tuberías que se conservan.

Torre de las Tres Coronas: también llamada “ochavada” es una de las más pintorescas del castillo. Es de planta octogonal y está dividida en tres cuerpos que disminuyen gradualmente. Según la leyenda esta torre era el lugar de juegos para los niños. Se dice también que la parte alta de la torre se destinaba a la cría de palomas mensajeras. Desde ella se tiene una buena perspectiva del Pozo de hielo, las Ruinas de San Jorge y el Palacio Viejo, actual Parador de Turismo.

Palacio Real de Olite

LOCALIZACION, HORARIOS Y TARIFAS

Llegar hasta el Palacio es bien sencillo. Una vez llegados a Olite, no hay ninguna dificultad para encontrarlo ya que está debidamente señalizado. Además se puede ver tanto desde cualquier punto de la localidad navarra, como de la comarca.

El acceso a su interior se encuentra en la Plaza Carlos III pero también merece la pena dar un paseo por su exterior y disfrutar de sus muchas vistas, a cada cual más bonita.

El mejor lugar para dejar el coche es el aparcamiento que hay al lado del Convento de los Franciscanos, a 100 m. de la trasera del palacio.

Palacio Real de Olite

HORARIOS

Temporada baja (meses de enero, febrero, marzo, octubre, noviembre y diciembre):
Todos los días de 10:00h a 18:00h (fines de semana de marzo y octubre, hasta las 18:30h)

Temporada media (meses de abril, mayo, junio y septiembre):
Todos los días de 10:00 a 19:00h (fines de semana de mayo, junio y septiembre, de 10:00h a 20:00h)

Temporada alta (julio y agosto):
Todos los días de 10:00h a 20:00h.

Notas:

Última entrada media hora antes del cierre.

TARIFAS

– Adultos: 3,10 €
– Mayores de 65 años: 1,60 €
– Niños de 6 a 13 años: 1,60 €
– Carnét joven: 1,60 €
– Niños de 0 a 5 años: Gratuito
– Visita guiada Palacio + Santa María: 6 € adultos y 4 € reducida.
– Audioguía 2,90 €

Existen también tarifas especiales para grupos a partir de 20 personas.

Palacio Real de Olite

NO CABE OLVIDAR…

Durante la visita al palacio está prohibido comer, fumar, beber ni arrojar papeles ni desperdicios al suelo. No está permitido el acceso con carritos de bebé y no es recomendable para personas con movilidad reducida ni para discapacitados. El acceso a la mayoría de las estancias se lleva a cabo a través de escaleras de caracol, si bien en algunas de ellas nos podemos ayudar de una barandilla no dejan de ser estrechas y en algunos tramos cuentan con muy poca luz. Recomendado llevar calzado cómodo para su visita.

MIS IMPRESIONES

Un palacio precioso donde poder pasar un rato muy agradable en familia, con niños, pareja o amigos descubriendo sus rincones, paseando por sus estancias, admirando cada detalle o disfrutando desde lo más alto de las preciosas vistas. Exteriormente es una maravilla y todo el conjunto es digno de ver, es de esos lugares que cuando los ves te dejan con la boca abierta, sin palabras… un palacio de cuento de hadas.

Palacio Real de Olite

DATOS

PALACIO REAL DE OLITE

Plaza Carlos III el Noble s/n.
31390.Olite. Navarra.
Tfno. 948 74 00 35 (reservas en el 948 74 12 73)

http://www.palaciorealdeolite.com

MAS FOTOS
guia

¿Mas entradas sobre Navarra? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Una respuesta a “Olite, un palacio de cuento de hadas

  1. Pingback: Olite: en pleno corazón de Navarra | Soy Catador·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s