Sara, tierra de brujas y leyendas

Sara (Xareta - Francia)

“En Sara, el tiempo se detiene” dice un viejo proverbio vasco… el silencio, los aromas del campo, la belleza del paraje y el pasado brujeril envuelven de magia el valle de Xareta, una preciosa comarca formada por cuatro municipios a ambos lados de la frontera, Zugarramurdi y Urdazubi-Urdax en Navarra y Ainhoa y Sara en Francia. Xareta significa “tierra arbolada” y estas tierras hacen honor a su nombre mostrándonos verdes prados, riachuelos llenos de encanto y frondosos bosques de hayas, robles, castaños y pinos. La comarca nos invita a descubrir pueblos cargados de historia y leyendas, parajes mágicos y antiguas sendas de peregrinos, comerciantes y contrabandistas. Las líneas de hoy me llevan de viaje hasta Sara ¿me acompañas?

SARA

La historia de Sara (Sare en francés) está marcada por su situación en tierras fronterizas donde el contrabando era el principal sustento para los habitantes de la zona. Al caer la noche dominaban como nadie los senderos, mientras que las numerosas grutas presentes en estos bosques eran el refugio ideal en caso de apuro. Debido a ello Sara fue considerada durante un largo tiempo como la capital del contrabando en el País Vasco Francés. A su vez la comarca de Xareta fue perseguida por los inquisidores de ambos lados de la frontera durante el siglo XVII. Akelarres y sortilegios perviven en las leyendas que perduran sobre estos pueblos mágicos.

Sara ha sabido conservar todo el encanto de su pasado y está catalogado como uno de “los pueblos más bonitos de Francia”. Un pueblo que te invita a dar un paseo por su casco urbano, a descubrir sus cuevas, a visitar sus museos o a subir en el Tren de La Rhune y ascender hasta la cima de la montaña que lleva su mismo nombre.

El casco urbano de Sara

Dar un paseo por el casco urbano es descubrir una calle declarada Conjunto Monumental por la belleza y conservación de la tipología arquitectónica de la zona. Sara es un pequeño pueblo donde la preciosa Iglesia de San Martín situada sobre una pequeña colina corona el centro de la localidad. Junto a ella se halla una plaza alargada rodeada de pórticos, el Ayuntamiento y el frontón, utilizado habitualmente como aparcamiento. Además, en varios de sus preciosos edificios podemos encontrar placas conmemorativas o alusivas a habitantes destacados.

Sara (Xareta - Francia)

Cuevas de Sara

El inmenso macizo calcáreo presente en Sara y sus alrededores rebosa de numerosas cavidades, una de ellas es la llamada “Lezea” o “Cueva de Sara” y se puede visitar a día de hoy tal y como existía hace más de 2 millones de años. El monte Atxurria que resguarda estas cuevas tiene en su cumbre una capa arcillosa que limita la infiltración de lluvia por lo que la cueva es más bien seca y con una formación geológica totalmente atípica. No es una cueva donde se puedan apreciar estalactitas ni estalagmitas pero sí verdaderas esculturas naturales de piedra caliza. Toda una maravilla.

La cueva es un homenaje a José Miguel de Barandiarán, un antropólogo originario de Ataun (Guipúzcoa) que vivió durante quince años en Sara, su tierra predilecta para llevar a cabo sus investigaciones. En estas cuevas se encuentran los orígenes del pueblo vasco y su mitología gracias a los estudios de este antropólogo.

Un recorrido de 900 metros acompañado por luces y sonidos que se completa con una visita al museo y el Parque Megalítico. En el primero se pueden descubrir los diferentes aspectos de la evolución del hombre desde la prehistoria hasta nuestros días a través de una exposición de numerosos vestigios (sílex, cuernos de reno, rascadores, buriles, puntas de flechas, hachas de piedra, de bronce, cerámicas, monedas…), así como un importante espacio reservado a los trabajos de José Miguel Barandiarán quien desarrolló todos sus estudios durante 15 años en Sara, mientras que en el Parque Megalítico se exhibe todo lo relacionado con rituales funerarios mediante la exposición de dólmenes, túmulos, cajas dolménicas y cromlech. Todo ello acompañado de paneles explicativos en cuatro idiomas.

Es una de esas cuevas que merece la pena visitar por su historia, la forma de sus rocas, la magia de sus pasadizos y las bellezas que guarda en su interior.

Cuevas de Sara - Grottes de Sare

Museos

Dos son los museos que podemos visitar en Sara: la Casa-Museo Ortillopitz y el Museo del Pastel Vasco.

Situada en la salida hacia Saint-Pée-sur-Nivelle (Senpere), la Casa-Museo Ortillopitz es un bonito caserío del siglo XVII que ha sido recuperado y cuyo interior muestra la vida en un caserío tradicional del País Vasco. La cocina, la división de los espacios y otros muchos detalles dan a conocer el modo de vida que aun se conserva en el mundo rural.

El Museo del Pastel Vasco nos muestra la historia y la elaboración de este típico postre en una agradable visita que estimula los sentidos del gusto y el olfato. Herramientas y útiles de cocina, ingredientes de calidad, recetas originales y pastelería casera se dan cita en este curioso museo.

El tren de La Rhune

En el collado de San Ignacio que separa Sara de la vecina localidad de Ascain se encuentra la estación del Tren de La Rhune o Larrun. Desde 1924 un auténtico tren de cremallera asciende incansable hasta la cima de Larrun (905 metros) a una velocidad de 9 km/h. El recorrido ofrece una panorámica inmejorable de la zona durante los 30 minutos que dura el ascenso. Durante la subida se puede contemplar la flora y fauna específicas de los montes vascos. El macizo está poblado de pottokas (unos robustos poneys típicamente vascos), ovejas y buitres salvajes. La cumbre nos regala una bellísima panorámica de la zona costera de Lapurdi. Un lugar donde antaño se celebraban sortilegios brujeriles y que a día de hoy hay todo tipo de servicios para disfrutar de una jornada agradable.

Sara (Xareta - Francia)

EL VALLE DE XARETA

El valle de Xareta envuelve de encanto a Ainhoa, Sara, Zugarramurdi y Urdazubi-Urdax, cuatro pueblos que debido a su cercanía y su historia común forman la “Comarca de las Brujas”.

Ainhoa es un bellísimo pueblo lleno de historia y encanto que se asienta a lo largo de una sola calle jalonada por antiguas y preciosas casas que conviven en perfecta armonía. Dar un paseo por Ainhoa es sinónimo de tranquilidad y belleza absoluta. Entre sus atractivos se encuentran el frontón construido en 1849, la Iglesia de Notre Dame de L´Assomption considerada Monumento Histórico desde 1996, la Casa del Patrimonio, el antiguo lavadero y la ermita de la Virgen de Ainhoa ubicada en la colina que se alza sobre el pueblo.

El nombre de Zugarramurdi aparece ligado a la Cueva de las Brujas y a los hechos históricos asociados a la misma. La cueva es el lugar más conocido de esta localidad y uno de sus mayores atractivos, no obstante es el centro neurálgico de su historia. También podemos visitar el Museo de las Brujas que nos invita a adentrarnos en un mundo de seres mitológicos, plantas medicinales y rituales ancestrales abordando lo relacionado con la brujería y la sociedad vasca del siglo XVII con sus mitos y leyendas, sin olvidar el proceso inquisitorial que vivió Zugarramurdi. El pueblo cuenta además con un importante patrimonio edificado que se hace visible tanto en su arquitectura popular como en la presencia de importantes casas de carácter más noble de finales del siglo XVIII.

Urdazubi-Urdax está situado en uno de los principales pasos fronterizos y su origen y desarrollo está vinculado al Monasterio de San Salvador y al Camino de Santiago. Los riachuelos y los puentes que lo atraviesan le dan su nombre: ur (agua) y zubi (puente). En sus calles se mezclan caseríos, casas modestas, palacios y edificios señoriales. Además destacan las Cuevas de Ikaburua, el Monasterio de San Salvador, el Molino de Urdax (un antiguo molino restaurado y abierto para visitas), la casa natal de Pedro Aguerre “Axular” (autor fundamental de la literatura en euskera) y la ermita de San Esteban.

Sara (Xareta - Francia)

OTROS DATOS Y CONCLUSIÓN

Sara es un pueblo de inmensa belleza que te invita a disfrutar de su tranquilidad recorriendo sus calles. Las casas de Sara presentan la arquitectura típica de la zona con entramados de madera pintados de rojo o verde. Gracias a la conservación de esta tipología urbana la localidad está incluida en la lista de los pueblos más bellos de Francia.

La localidad ha atraído desde antaño a personas vinculadas con las artes y las letras. Entre los personajes que residieron o visitaron Sara destacan Napoleón III y su esposa la emperatriz Eugenia de Montijo, Winston Churchill, el cantante Luis Mariano, José Miguel de Barandiarán o Pedro Aguerre “Axular”.

En Sara podemos degustar de la deliciosa gastronomía de la zona en unos restaurantes llenos de encanto ubicados en posadas de siglos pasados. Sara ofrece varias opciones de alojamiento con hoteles de dos y tres estrellas además de casas rurales.

En tiempos pasados Sara fue tierra de brujas y a día de hoy es una bellísima localidad, uno de los tesoros que guarda el valle de Xareta y que os invito a descubrir con vuestros propios ojos.

sm-guia-iparralde

¿Mas entradas sobre País Vasco Francés? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Una respuesta a “Sara, tierra de brujas y leyendas

  1. Pingback: Sara y el valle de Xareta, tierra de brujas y leyendasNavartur Reyno de Navarra 2016 :: XI Feria Internacional de Turismo de Navarra·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s