Castillo de Arteaga: una estancia de ensueño

Castillo de Arteaga (Bizkaia)

Enclavado en pleno corazón de Urdaibai desde hace mas de ocho siglos, se levanta el Castillo de Arteaga, un hotel-palacio de ensueño en el que alojarse se convierte en una experiencia inolvidable. Un lugar lleno de historia en uno de los rincones naturales mas bellos del Pais Vasco. ¿Me acompañas?

UN POQUITO DE HISTORIA

La historia del Castillo de Arteaga se remonta hasta el siglo XIII, aunque la recuperación de la torre fue acometida por los emperadores franceses Napoleón III y Eugenia de Montijo en agradecimiento al nombramiento de su hijo Eugenio Bonaparte como vizcaíno de origen por las Juntas Generales de Vizcaya en 1856.

El proyecto fue encargado en 1856 al arquitecto francés Couverchef para que optase por dos opciones, una reparación completa del castillo, o bien una nueva construcción. El arquitecto se decantó por la segunda alternativa, la construcción de una nueva torre ya que la antigua no se adecuaba a las necesidades de una residencia imperial. Esta opción de reconstrucción estuvo muy influenciada por el criterio de Eugéne Viollet-le-Duc, quien se dedicó principalmente a la restauración e invención de conjuntos monumentales medievales.

De esta manera se levantó en este paraje de Arteaga un palacio neomedieval, con torreón neogótico a modo de torre del homenaje inspirado en la arquitectura gótica francesa, muy influido por la recuperación que el romanticismo hizo del estilo gótico. De la antigua torre solo se aprovecharon parcialmente los muros exteriores en los que se abrió una aparatosa portada. Pero la desgracia hizo que a los tres meses de comenzar las obras, falleciese Couverchef, siendo sustituido por Ancelet, arquitecto de la casa real francesa quien introdujo pequeñas modificaciones.

La torre de Arteaga disponía de sótanos y cuatro plantas. En el sótano se ubicaban las bodegas, en la planta baja la cocina y dependencias del servicio, en la noble las piezas de recibo, en la segunda los dormitorios principales y la capilla, y en la tercera los dormitorios de los criados. Las plantas estaban unidas por una escalera de caracol alojada en el torreón angular. El proyecto de ajardinamiento lo realizó Newman, el jardinero de la casa real francesa, aunque en la actualidad solo quedan los árboles que delimitan la finca.

El neogoticismo se plasma en los arcos en ojiva que aligeran los muros, las gárgolas con figuras de animales fantásticos, los vanos geminados, arcos ciegos geminados y en los elementos propios de la arquitectura militar gótica: las almenas, los merlones y los matacanes. En los interiores cabe destacar la decoración de las paredes y los techos con empanelados, artesonados y entelados y las elegantes chimeneas respondiendo al mismo estilo neogótico del castillo.

En la actualidad la propiedad del castillo pertenece al Grupo Zaldua estando recuperado como establecimiento hotelero y restaurante de alta cocina.

Castillo de Arteaga (Bizkaia)

EL HOTEL

Uno de los fuertes de este castillo es la posibilidad de pasar noche entre sus muros, lo que se convierte en toda una experiencia. El hotel cuenta con seis suites y siete habitaciones distribuidas en las torres y en el edificio principal. Todas ellas están completamente equipadas manteniendo el eje de su distribución original sin perder el encanto que engloba toda la decoración del castillo y cuidando hasta el más mínimo detalle.

Las habitaciones dobles tienen entre 25 y 30 metros cuadrados, camas dobles “Queen Size” o dos camas bajo petición con la posibilidad de camas supletorias a petición y con cargo. Disponen de cuarto de baño completo con todo lo necesario y aire acondicionado/calefacción, minibar y Wi-Fi gratuito.

Las suites están ubicadas en el edificio principal y tienen entre 50 y 60 metros cuadrados con cama “King Size”, vistas al estuario de Urdaibai y diferentes tipos de decoración. Una de ellas con piscina propia. Cabe destacar que en el precio de la reserva de ambos tipos de habitaciones se incluye desayuno continental.

El hotel cuenta con un restaurante de alta cocina, bodega y un saloncito de estar muy agradable. En este salón se puede descansar o pasar un rato tranquilo viendo la televisión, leyendo un periódico, una revista, ojeando folletos o incluso echando un vistazo a cualquiera de las numerosas novelas que hay en su librería. Es un rincón muy agradable y con mucho encanto que invita a la tranquilidad, no muy grande pero está todo muy bien organizado.

Castillo de Arteaga (Bizkaia)

LA BODEGA

La bodega está habilitada para 30 personas y cuenta con las condiciones más adecuadas para la perfecta conservación de los mejores caldos. Es un excelente entorno para la degustación de una enorme variedad de vinos de todo el mundo ya sea en un evento con sommelier o en una visita enológica. El gran surtido de vinos de esta bodega aporta riqueza y diversidad en la gastronomía en la que se basan su carta y menús.

EL RESTAURANTE

El restaurante está ubicado en uno de los salones del edificio principal, un espacio íntimo y acogedor, ideal para llevar a cabo una comida especial, una cena romántica o cualquier tipo de celebración contando con carta de alta cocina. Tiene capacidad para 40 comensales y es necesario realizar reserva previa. No en vano, es uno de los establecimientos recomendados por la Guía Michelín.

Tanto la carta como los menús, se pueden consultar en el apartado Gastronomía de su página web.

MI EXPERIENCIA

Nada más llegar al castillo ya me quedé prendada de lo que tenía ante mis ojos… Había visto fotos en su web y me pareció precioso desde un principio pero una vez allí llama la atención su preciosa arquitectura y su buen estado de conservación, es toda una maravilla.

Nuestra habitación:

Una recepcionista muy amable nos atendió y nos acompañó hasta nuestra habitación situada en una de las torres, en concreto la habitación nº 103. Una vez entramos me quedé maravillada, sin palabras, de hecho me quedé contemplando todo no sé ni durante cuanto tiempo. Parecía como si estuviera en un sueño, no me creía que pudiera estar en un lugar así… es difícil expresar con palabras lo que sentí en aquel momento…

La habitación cuenta con cama de matrimonio tamaño “Queen Size” con ropa de cama en color blanco y una manta a los pies en tonos negros y blancos. Al lado de la misma hay dos mesitas con sendas lámparas y el teléfono en una de ellas. Sobre el cabecero se encuentra un espejo grande con un marco tallado en madera muy bonito y encima del mismo un dosel. Bajo cada una de las ventanas (estrechitas y alargadas como es habitual en los castillos) hay un pequeño y precioso rinconcito. En el primero hay una pequeña mesa de época junto a una lámpara y un jarroncito con flores de Lis de las cuales se percibe el aroma nada más entrar en la habitación, algo que me encantó. Un bonito armario en madera guarda la televisión y el minibar, en este caso gratuito, algo no muy habitual en la mayoría de los hoteles. Dentro del mismo había agua (con y sin gas), refrescos, zumos y cerveza contando con dos unidades de cada uno de ellos.

Siguiendo con la habitación el siguiente espacio resulta muy bonito y romántico. Está situado enfrente de la cama y consta de un pequeño y precioso sofá de dos plazas bajo un dosel. En otro de los rincones se halla otra mesa de época con una lámpara que me gustó mucho y una silla tapizada. Sobre la mesa se encuentra una guía del castillo con la información sobre los servicios, el restaurante, el salón de lectura etc. A su lado se encuentra el armario también en madera de color claro con bastante espacio que cuenta con perchas, una almohada, manta y caja fuerte.

El cuarto de baño es bastante grande y cuenta con lavabo de mármol con espejo, toallero térmico, secador de pelo, inodoro, bidé, una bandeja de amenities muy coqueta y completa con gel de baño, champú, gorro de ducha, jabón de manos, pañuelos, limpiador de calzado y set dental, todo ello por partida doble. También había dos juegos de albornoces y zapatillas. La bañera era muy bonita de estilo antiguo y con una cortina perfectamente limpia. No me suelen gustar las cortinas pero en este caso era diferente, estaba impoluta igual que el resto de la habitación. En el cuarto de baño hay otro jarrón también con la preciosa Flor de Lis.

A los pies de la cama hay una pequeña mesa en madera y mimbre donde encontramos un bonito detalle para nosotros. Había una bandeja con cuatro bombones deliciosos, una botella de agua de litro con dos copas más una carta de bienvenida con una breve descripción sobre el castillo y el entorno. Fue un detalle muy bonito que nos encantó.

Cenando y desayunando en el castillo:

El sábado decidimos quedarnos a cenar en el castillo y optamos por un plato para cada uno y un postre compartido. Tanto la carne como el pescado que elegimos estaban deliciosos, muy bien preparados, todo perfecto. El personal estuvo muy correcto y atento en todo momento y el ambiente era ideal y romántico (con velas en las mesas) acompañado por una música muy agradable. Fue una velada especial.

A la mañana siguiente nos sirvieron en el restaurante el desayuno continental incluido en la estancia, un desayuno abundante y copioso que no pudimos acabar. Estaba compuesto por zumo de naranja recién hecho, yogur, una bandeja con varias clases de fruta fresca cortada, tomates cherry con aceite, cereales y frutos secos, un surtido de embutidos y quesos acompañados por una selección de panecillos (de molde, integral, de cereales etc.), una bandejita con dos clases de mermelada y mantequilla más otra con tartas y bollería variada sin olvidar el café, Cola Cao, infusión, leche o lo que desease tomar cada uno.

SITUACIÓN Y ENTORNO

El castillo de Arteaga está situado en el municipio vizcaíno de Gautegiz Arteaga, en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Una vez llegada a esta localidad enseguida se divisa el castillo y por si hay algún despistado, su acceso está señalizado por lo que no tiene ninguna pérdida.

Es un entorno de gran belleza y con muchas posibilidades para visitar, comenzado por el Parque Natural de Urdaibai, y las playas, la naturaleza, los paisajes rurales o los yacimientos prehistóricos que alberga. También cabe destacar la visita a la cercana Torre de Madariaga, un lugar donde conocer mas a fondo uno de los paisajes mas bonitos del Pais Vasco y la fauna y flora que en él habita. Además. muy próximas al castillo se encuentran las preciosas localidades de Gernika, Bermeo, Mundaka, Elantxobe o Lekeitio, sin olvidarnos de San Juan de Gaztelugatxe, uno de los lugares con más magia de todo Euskadi. Merece la pena recorrer toda esta zona y disfrutar de todos sus atractivos.

TARIFAS

Las tarifas del hotel son las siguientes (desayuno continental e IVA incluidos):

– Habitación doble: 160 € (T.Baja) / 190 € (T.Alta)

– Junior Suite: 215 € ( T.Baja) / 255 € (T.Alta)

– Suite: 235 € (T.Baja) / 280 € – 315 € (T. Alta)

– Camas supletorias: 35 €

*Temporada Alta: 1/06 – 30/09 y Semana Santa

*Temporada Baja: 1/01 – 31/05 y 1/10 – 31/12

Castillo de Arteaga (Bizkaia)

OTROS DATOS Y CONCLUSIÓN

El hotel cuenta con parking propio gratuito y en los jardines hay una carpa para la celebración de eventos. El emplazamiento del castillo es una maravilla, en el se respira tranquilidad y lo único que se escucha es el canto de las aves o el sonido de la lluvia como sucedió el día de nuestra estancia. Es una gozada sentir como si se parase el mundo olvidándote de todo lo demás, esa fue mi sensación aunque realmente me resulta muy complicado expresar con palabras todo lo que pude vivir y sentir en esta estancia de ensueño.

El conjunto arquitectónico es una maravilla… y que decir de sus estancias llenas de historia donde permanecen grandes lámparas, doseles, sillas tapizadas, mesas de época, espejos, candelabros… y todo ello cuidado hasta en el más mínimo de los detalles. Cada habitación es diferente, única, rodeada de almenas y muros de piedra en mampostería. Como ya he mencionado tuvieron unos detalles muy bonitos con nosotros y el trato fue excepcional. La verdad es que son detalles de agradecer.

Sin lugar a dudas para mí es el mejor hotel donde me he alojado hasta ahora, un regalo inolvidable que disfruté todos y cada uno de los minutos que permanecí allí. Soy una romántica empedernida y fue algo que no olvidaré en la vida. Un castillo lleno de historia, magia y encanto… un castillo de ensueño.

DATOS

Castillo de Arteaga

C/ Gaztelubide 7

48314 Gautegiz Arteaga (Bizkaia)

Tfno: 946 270 440

Fax: 946 270 340

Email: info@castillodearteaga.com

www.castillodearteaga.com

¿Mas entradas sobre Bizkaia? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s