Laguardia: belleza bañada en vino (Rioja Alavesa)

Laguardia (Rioja Alavesa)

La Rioja Alavesa, cuna de vinos de renombre internacional, es un museo vivo con pueblos llenos de historia y restos prehistóricos, calzadas romanas, villas amuralladas, casas solariegas y elegantes palacios que forman un fuerte contraste con magníficas bodegas de diseño vanguardista. Elciego, Labastida, Samaniego, Labraza, Elvillar, Lapuebla de Labarca, Navaridas, Oyón, Páganos, Villabuena de Alava, Baños de Ebro y Laguardia entre otros forman esta bella comarca. Precisamente sobre este último, su preciosa capital, se centra mi opinión de hoy. ¿Os apetece descubrirlo?

UN POCO DE HISTORIA

Laguardia fue fundada en el siglo X como defensa del Reino de Navarra y recibió su Fuero durante el reinado de Sancho VI en el año 1164. La demarcación inicial comprendía desde las Conchas de Haro hasta el Soto de Iñigo Galindez hoy conocido como Galindo en Viana. Fue la cabecera de la comunidad de “Villa y Tierra” hasta que se fueron creando nuevas villas en su entorno, rompiendo el territorio en favor de San Vicente, Labraza y Viana. Aun así, en época medieval fue la principal plaza de la Sonsierra de Navarra.

A lo largo de la Edad Media, como consecuencia de las luchas entre navarros y castellanos, Laguardia fue cambiando repetidamente de dueño. En 1461 pasó definitivamente al poder de Castilla, para, veinticinco años más tarde, incorporarse a la provincia de Álava y sus hermandades.

Para la tranquilidad de sus habitantes, en el siglo XVI la localidad perdió su importancia como plaza militar y dejó de ser escenario de confrontaciones guerreras. Esa época de paz supuso el engrandecimiento y riqueza de la villa gracias al comercio del vino y a las familias importantes que se asentaron en Laguardia.

Las “cuevas” o bodegas familiares que a día de hoy podemos disfrutar, fueron construidas a lo largo de este siglo. Y es que la villa podía ser recorrida casi en su totalidad por los pasillos subterráneos que cada casa posee en su subsuelo cuya función principal ha sido la de guardar y conservar el vino en las condiciones que éste precisa, aunque en algunos momentos de la historia también hayan podido ser utilizadas como refugios de guerra.

En el siglo XVIII la sociedad experimentó profundas transformaciones y cabe hacer especial mención a la figura de Félix María Samaniego, nacido en Laguardia en 1745. Samaniego alcanzó popularidad gracias a sus obras literarias, especialmente sus fábulas.

Laguardia (Rioja Alavesa)

Un siglo más tarde Laguardia vuelve de nuevo a retomar su carácter de fortaleza. Su situación estratégica una vez más hace que la villa se convierta en lugar de enfrentamientos militares, como ocurrió durante la Guerra de la Independencia cuando los franceses ocuparon y saquearon la localidad. En el año 1809 el Marqués de Barriolucio se apoderó de ella y ordenó destruir gran parte de sus murallas. Posteriormente, en la primera guerra carlista se rebajaron sus muros y torreones para construir delante de sus puertas unas defensas que la protegieran de los ataques. Sin embargo, este hecho no pudo evitar la mayor destrucción de la fortaleza durante la última guerra carlista. Una guerra que convirtió a Laguardia en un pueblo abierto y sin defensas. De aquella fortaleza inexpugnable de los reyes navarros hoy sólo quedan las dos torres convertidas en torres-campanario, varias torres menores y algunos restos de la antigua muralla.

Durante el siglo XX Laguardia se fue recuperando lentamente, aunque la Guerra Civil también se reflejó en la villa. Tras unos duros años de postguerra, fue a partir de los años 70 cuando experimentó su crecimiento y expansión con la construcción de numerosas bodegas en los alrededores, instalaciones deportivas, la inauguración de la casa del vino, etc, para convertirse poco a poco en lo que es a día de hoy.

Laguardia (Rioja Alavesa)

UN PASEO POR LAGUARDIA

Laguardia es una de esas localidades que conserva toda su esencia del pasado. La magia surge tras cruzar por cualquiera de las cinco puertas que dan acceso a la villa y empezar a recorrer sus estrechas callejuelas. La puerta más antigua es la de San Juan pero la más utilizada a día de hoy es la de Carnicerías que data del siglo XVI.

La villa está declarada Conjunto Monumental y su conjunto conserva el trazado urbano medieval que, junto con las murallas, le confieren un encanto especial. Entre sus calles descubrimos casas palaciegas que aún conservan sus blasones y escudos labrados, edificios civiles como la Casa de la Primicia (siglo XVI) o la Casa de Samaniego, magníficas construcciones religiosas o el elegante palacio de siglo XVII que acoge la oficina de turismo.

La Plaza Mayor porticada es en centro de la villa y de la vida social de sus gentes. En ella sobresalen el edificio del antiguo ayuntamiento con un escudo imperial de Carlos V y la edificación del ayuntamiento actual que luce en su fachada el escudo de la villa y un reloj tipo carillón desde 1998 que da las horas de una manera muy particular. El horario para verlo es el siguiente: de Octubre a Mayo: 12.00, 14.00, 17.00 y 20.00 // Junio a Septiembre: 12.00, 13.00, 14.00, 17.00, 20.00 y 22.00. Se recomienda acudir 3-4 minutos antes de las horas marcadas.

Laguardia (Rioja Alavesa)

En la zona norte de Laguardia se encuentra la Iglesia de Santa María de los Reyes mientras que en el sur se alza la Iglesia de San Juan Bautista. La primera de ellas comenzó a construirse en el siglo XII y fue finalizada en el siglo XVI. La iglesia guarda una joya: su monumental portada gótica realizada a finales del siglo XIV, la policromía, perfectamente conservada, data del siglo XVII. El retablo mayor, del siglo XVII, es obra de Juan de Bascardo. Junto a la Iglesia de Santa María de los Reyes se levanta la Torre Abacial, un perfecto ejemplo de la arquitectura militar del siglo XIII.

Junto a la Iglesia de Santa María de los Reyes, concretamente en la Plazuela del Gaitero, se encuentra una original escultura denominada “Viajeros”. Está compuesta por dos mesas, una llena de bolsos y otra de zapatos. Esta escultura fue realizada en honor a todos los que somos viajeros y las réplicas tanto de los zapatos como de los bolsos son perfectas.

La Iglesia de San Juan Bautista es un magnífico templo que reúne varios estilos artísticos que se iniciaron en el románico y finalizaron en el siglo XVIII, aunque la mayor parte del templo es de estilo gótico. En el siglo XVIII se amplía la iglesia adosando a sus pies la Capilla de Nuestra Señora del Pilar. En el exterior destacar su portada sur, llamada “puerta de los abuelos”, de estilo gótico.

En las altas murallas de Laguardia llaman la atención sus ventanas, abiertas tras perder su función defensiva original. Siguiendo la muralla por el exterior, se puede rodear el pueblo caminando por sus paseos: el Collado (al final del mismo se halla un busto dedico a Félix María Samaniego), los Sietes, la Barbacana, el Paseo de la Cigüeña y la Plaza Nueva. Estos paseos te permiten divisar toda una preciosa comarca salpicada por viñedos, aldeas y monumentos megalíticos al abrigo de la Sierra de Cantabria.

Laguardia (Rioja Alavesa)

LAGUARDIA Y EL VINO

Hablar de Laguardia es hablar de vino. Un lugar donde todas las casas tienen su bodega bajo tierra, por lo que el subsuelo está completamente perforado siendo peatonal prácticamente todo el casco urbano. En Laguardia el color de sus paisajes, su historia y la vida de sus gentes están unidos al vino, no en vano esta villa produce unos doce millones de litros anuales.

La comarca de la Rioja Alavesa ofrece la posibilidad de visitar varias de sus bodegas y conocer más de cerca el proceso de elaboración que se lleva a cabo desde la vendimia hasta la obtención de estos prestigiosos caldos. En la mayoría de ellas se puede catar diferentes tipos de vino durante la vista. En Laguardia, podemos encontrarnos con las bodegas de López Oria, Señorío de las Viñas, Lamioga, El Fabulista, Solar de Samaniego, Araco, Campillo, Casa Primicia, Laukote, Palacio, Ruiz de Viñaspre, Solar Viejo, Ysios…

Una buena manera de conocer toda esta cultura vinícola es mediante La Ruta del Vino de Rioja Alavesa, un proyecto encabezado por bodegas de todo tipo, empresas ligadas al enoturismo, hoteles, restaurantes, museos, vinotecas y todos los municipios de la zona. A lo largo del año organizan diferentes actividades (festivales especializados, fiestas populares y exposiciones, rallys de coches antiguos, maratones deportivos, excursiones…) y promociones en casas rurales y hoteles acogedores con el objetivo de dar a conocer toda la zona y mejorar la experiencia del viajero. Toda la información relacionada con esta interesante propuesta está disponible en www.rutadelvinoderiojaalavesa.com

Laguardia (Rioja Alavesa)

FIESTAS Y TRACIONES

La localidad alavesa celebra sus fiestas patronales en honor a San Juan y San Pedro a finales del mes Junio. Pero estas nos son sus únicas fiestas. El día 29 de Agosto se celebra la fiesta de San Juan “Degollao”, una celebración que constituye el broche final a la temporada estival en Laguardia. Durante el resto del año se llevan a cabo otra serie de festejos como son las fiestas de San Blas aunque estas no llegan a celebrarse en Laguardia sino en Páganos (una localidad cercana). Ese día Laguardia entera baja a Páganos.

En Mayo se celebra una de las fiestas más populares de Laguardia, el Día del Gaitero a la que acuden gaiteros de diversos lugares y se celebran conciertos, festivales de danzas, pasacalles etc. Durante este mismo mes también se conmemora la festividad de San Isidro con la feria de la maquinaria y productos agrarios. Por último el primer sábado de Septiembre, se celebra la tradicional Romería a Berberana, una pequeña ermita situada en las faldas de la sierra (a tres km. de Laguardia) y muy próxima al dolmen del Sotillo.

Dentro de las tradiciones en Laguardia destacan el Rosario de la Aurora que se celebra durante las novenas en honor a la Virgen de los Reyes y a la Virgen del Pilar. La Semana Santa se vive de forma intensa y los actos que se celebran en estas fechas gozan de la total participación de la gente del pueblo. A su vez cabe destacar el Belén que cada año alberga la iglesia de Santa María y cuyas figuras de tela, madera y cuero son articuladas.

Laguardia (Rioja Alavesa)

ALREDEDORES

A escasa distancia desde Laguardia, escondida entre viñedos, se encuentra una joya natural. Se trata de las lagunas de Carravalseca y Carralogroño. Ambas son cubetas naturales que solo se rellenan con la lluvia llegando a desaparecer en los veranos muy secos. Por este motivo se ha construido una tercera artificial, el Prao de la Paul, con el fin de mantener un mínimo de agua en el conjunto durante todo el año.

Otros lugares de interés ecológico en los alrededores son el Bosque de Navaridas, modelo del encinar riojano-alavés, y el Pinar de Dueñas en Labraza, el bosque de pino carrasco más occidental de Europa.

En las afueras de Laguardia los amantes de la historia tienen una visita obligada al Poblado de la Hoya, un yacimiento prehistórico habitado desde la Edad de Bronce hasta el siglo III a.C. En el poblado aun son visibles las calles, parte de los muros de las casas e incluso las huellas de los carros. Junto a las excavaciones se encuentra un pequeño museo que reconstruye la historia y la vida del poblado.

Y como no, no podemos olvidarnos de todos y cada uno de los pueblos que forman la preciosa Rioja Alavesa que merecen una visita obligada.

Laguardia (Rioja Alavesa)

MIS IMPRESIONES

Recomiendo totalmente una visita a Laguardia y a toda la Rioja Alavesa. Es una comarca con historia y llena de contrastes con quince bellos municipios a descubrir, bodegas para visitar y paisajes para contemplar.

Laguardia te invita a dar un paseo por sus calles jalonadas por casas solariegas y preciosos edificios llenos de historia, sin olvidar sus bodegas, muchas de ellas abiertas al público. La capital de la Rioja Alavesa es una villa llena de un encanto único que os invito a descubrir con vuestros propios ojos.

“Paz a los que llegan, salud a los que habitan, felicidad a los que marchan”. Así es Laguardia.

guia

¿Mas entradas sobre Rioja Alavesa? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

3 Respuestas a “Laguardia: belleza bañada en vino (Rioja Alavesa)

  1. Pingback: Laguardia: belleza bañada en vino (Rioja Alavesa) | El Cuaderno … | alava.com·

  2. Pingback: Elciego: con los cinco sentidos (Rioja Alavesa) | Soy Catador·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s