San Juan de Luz: en tierra de corsarios y reyes

San Juan de Luz (Lapurdi)

En tiempos pasados fue tierra de corsarios, reyes y pescadores, a día de hoy la pequeña y encantadora localidad de San Juan de Luz es una de las joyas del País Vasco Francés. Sus calles conservan el sabor de otra época, el puerto mece a las pequeñas barcas de colores que descansan sobre sus aguas y las olas se funden con la arena de la Gran Playa, una playa flanqueada por un precioso paseo marítimo. ¿Te apetece descubrirlo?

SAN JUAN DE LUZ

Situada a poco más de 30 Km. de San Sebastián la bella localidad de San Juan de Luz (Saint-Jean-de-Luz en francés y Donibane Lohizune en euskera) tuvo su origen en un pequeño poblado de pescadores vascos instalado en el estuario y sobre las marismas del río Nivelle. En el siglo XI sus habitantes se dedicaban en exclusiva a la caza de la ballena hasta que unos siglos después, concretamente a comienzos del siglo XVII, la progresiva disminución de las capturas y la dura competencia de los balleneros holandeses e ingleses obligó a los naturales de San Juan de Luz a dedicarse a otros menesteres marineros… muchos de ellos se convirtieron en temibles corsarios.

Uno de los acontecimientos más importantes en la historia de San Juan de Luz sucedió en Junio de 1660 cuando contrajeron matrimonio el entonces rey de Francia, Luis XIV y la infanta María Teresa de Austria. La ciudad se engalanó para recibir a sus ilustres invitados y la bonanza se instaló en San Juan de Luz. Dos siglos más tarde era el destino habitual en las vacaciones de la aristocracia inglesa. Debido a ello se construyeron hoteles exclusivos para ellos en los que disponían de agua caliente y electricidad en todas las habitaciones, algo nada habitual en aquella época.

A día de hoy San Juan de Luz te invita a dar un paseo por sus calles, a descubrir todos y cada uno de sus rincones, a degustar su deliciosa gastronomía y dulces tradicionales y a perder la mirada en el Océano Atlántico.

San Juan de Luz

UN PASEO POR SUS CALLES

Las calles de San Juan de Luz han visto pasar a lo largo de su historia a pescadores, piratas, viajeros ilustres… perderse por ellas es la mejor manera de descubrir esta encantadora localidad. En el corazón de San Juan de Luz se halla la Plaza Louis XIV, una plaza con un bonito kiosco en su parte central y rodeada de restaurantes y cafeterías con numerosas terrazas, muy concurrida a cualquier hora del día. En ella se levanta el edificio del ayuntamiento presidido en su entrada por una estatua ecuestre de “El Rey Sol”. Junto a el se halla la Maison Louis XIV, uno de los edificios más elegantes de la localidad. Es un edifico construido en piedra gris cincelada en el que vivió Luis XIV durante los tres meses anteriores a su matrimonio y donde pasó su noche de bodas. En la actualidad es un edificio abierto al público que se puede disfrutar mediante visita guiada. Tiene una tarifa de 6€ para los adultos y 3,5€ para jóvenes y estudiantes. Toda la información relacionada con el calendario de visitas para este año, horarios, tarifas, historia, etc, está disponible en www.maison-louis-xiv.fr.

Junto a la plaza se encuentra uno de los bonitos rincones de San Juan de Luz, su pintoresco puerto. Siglos atrás se hizo famoso por la caza de la ballena, a día de hoy sobre todo la sardina y el atún son sus protagonistas. Pequeñas barcas de colores descansan sobre sus tranquilas aguas. Desde este punto la panorámica sobre el vecino pueblo de Ciboure es muy muy bonita. El puerto está dominado por la Maison de l´infante que destaca por sus dos torres cuadradas. En ella se alojó María Teresa de Austria, Infanta de España antes de su boda con Louis XIV. En el cercano Museo Grevin encontramos figuras de cera que representan algunos momentos de la historia de San Juan de Luz incluida la boda real.

Las calles del casco histórico están presididas por vetustos edificios, elegantes mansiones y bonitas edificaciones que mantienen el estilo de la arquitectura típica de la zona. La Rue Gambetta es una de las principales arterias comerciales, en ella encontramos tiendas de todo tipo además del edificio más destacado, la Iglesia de San Juan Bautista. En su interior esconde un precioso retablo barroco del siglo XVII. Las galerías de madera que podemos observar son un elemento típico de las iglesias de la zona. Esta iglesia fue el escenario de la boda entre Luis XIV y María Teresa de Austria. Un detalle curioso, es que el barco que cuelga del techo fue un regalo de María Teresa de Austria al pueblo de San Juan de Luz. En el nº 20 de la Rue Gambetta se levanta la pintoresca casa Gorritienea, antigua residencia de un corsario. Además, en esta calle encontramos tiendas de todo tipo: recuerdos, regalos, ropa, complementos, productos típicos y artesanía vasca, una curiosa tienda de alpargatas, tiendas delicatessen (Maison Paries, Maison Ithurri..), heladerías, etc, mientras que en las calles colindantes encontramos un buen número de restaurantes, heladerías, cafeterías y otra serie de comercios de diverso tipo.

San Juan de Luz (Pays Basque)

Otro de los rincones que me encanta y al que sin duda recomiendo acercarse es el paseo situado junto a la playa, el Promenade Jacques Thibaud. Es un precioso paseo marítimo que flanquea la playa y en el que observamos la belleza de las casas típicas de la zona junto a otros edificios que miran al mar. A su vez hay algunos hoteles, restaurantes, tiendas, el casino La Pergola y un centro de talasoterapia con vistas al mar.

La Grande Plage o playa grande es el arenal que está en la zona urbana de la localidad (ver foto panorámica). Es una playa de arena fina y dorada que se encuentra protegida de las olas por tres diques, por lo que es ideal para ir con niños. A pesar de su amplitud el único inconveniente es el alto grado de ocupación que presenta en verano, en determinados momentos resulta complicado encontrar un hueco donde poder extender la toalla. Es una playa que dispone de una zona de juegos infantiles y otra zona deportiva además de contar con todos los servicios: socorrismo en época estival, alquiler de toldos, sombrillas, hamacas etc.

A las afueras de San Juan de Luz, concretamente en el barrio de Erromardie se encuentra la Plage d’Erromardie, una playa de arena y piedras que está rodeada de campings y chiringuitos. Es una playa abierta al mar y en ocasiones presenta un fuerte oleaje. Está vigilada en verano y la ocupación que presenta es bastante menor respecto a la Grande Plage. Desde la carretera que une San Juan de Luz y la localidad de Guéthary podemos acceder a la Playa de Mayarco, una hermosa playa junto a un acantilado que suele estar frecuentada por las personas que provienen de los campings vecinos. En este arenal es habitual la práctica del nudismo. Muy próxima se encuentra la Playa de Cénitz, una playa ventosa y abierta al mar, ideal para los amantes del surf.

Cerrando la bahía de San Juan de Luz el pequeño puerto de Socoa está dominado por un viejo fuerte. Dos calles, una playa y una pequeña dársena forman este pintoresco barrio de la localidad de Ciboure, separada de San Juan de Luz por el puerto y los últimos metros del río Nivelle. El fuerte de Socoa fue levantando en el siglo XII y tenía como misión la defensa de la bahía. En la actualidad es un centro de deportes náuticos y submarinismo.

San Juan de Luz (Pays Basque)

ALREDEDOR DE SAN JUAN DE LUZ

Cerca de San Juan de Luz hay diversos rincones que bien merecen una visita. Hendaya es una bonita localidad situada en un entorno privilegiado, entre la Bahía de Txingudi y el mar. Cuenta con numerosos atractivos: la tranquilidad del centro de la villa, la belleza de la bahía y su puerto, el Parque Natural de Abbadia con su castillo y la Playa de Ondarraitz. Guéthary es un pequeño pueblo formado por algunas casas, un viejo puerto ballenero y algunos hoteles, restaurantes y bares. La bella iglesia de San Nicolás de estilo labortano y sus playas de fuerte oleaje son sus atractivos.

En el siglo XVIII Biarritz se convirtió en la capital de la aristocracia europea, y a día de hoy sigue siendo un elegante y señorial rincón. El Port Vieux o puerto viejo hoy es una diminuta playa pero no es el único arenal. La Grande Plage es la playa más conocida y concurrida. Una playa vigilada por hermosos palacetes del siglo XIX así como por el Hotel du Palais (antigua residencia imperial) y el casino. La playa Côte des Basques es un paraíso para los surfistas y tiene un arenal de 1600 metros de longitud. Por último La Milady y Marbella son dos estupendas playas semiurbanas ideales para pasear o tomar el sol estando mucho menos concurridas que la Grande Plage. En el corazón de Biarritz se encuentra la Plaza Clemenceau rodeada de toda la zona comercial y de restaurantes. La Rocher de la Vierge, una roca coronada por una estatua de la Virgen desde 1865 a la que se puede acceder por una pasarela, le Musée de la Mer o el puerto de los pescadores (el rincón más entrañable de la ciudad) son otros atractivos de esta bellísima localidad.

Cinco kilómetros de playas abiertas al Atlántico es el gran atractivo de Anglet, una pequeña localidad frecuentada por surfistas y veraneantes. Bayona es una encantadora y tranquila ciudad que cuenta con numerosos atractivos para visitar y rincones para descubrir. El más conocido es sin duda la Catedral de Sainte Marie de estilo gótico. Su claustro medieval es una auténtica joya, es uno de lo más grandes de Francia. Alrededor del templo se extienden calles como la peatonal Port Neuf, la rue des Faures que debe su nombre a los artesanos que en ella realizaban sus trabajos o la Place Montaut donde encontramos varias tiendas de antigüedades. El Chateau Vieux, el Musée Bonnat, o el Musée Basque son otros de sus atractivos.

San Juan de Luz (Pays Basque)

CONCLUSIÓN

San Juan de Luz es uno de esos lugares donde se respira historia, encanto y sabor a mar. Es una localidad que te invita a dar un paseo por su caso histórico impregnado por su esencia del pasado, el pequeño y pintoresco puerto y el precioso paseo marítimo que se asoma sobre la playa. Es un bonito rincón situado a pocos kilómetros de la frontera que merece la pena conocer y os invito a descubrirlo con vuestros propios ojos.

sm-guia-iparralde

¿Mas entradas sobre País Vasco Francés? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Una respuesta a “San Juan de Luz: en tierra de corsarios y reyes

  1. Me encantaria conocer todo el pais vasco porque,mis abuelos el padre de mi papa y el padre de mi mama eran vascos españoles y mis dos abuelas eran vascas francesas,y mi ilusion siempre fue conocer ese bello pais.Pero tengo 72 años y carezco del dinero para viajar,entonces me agradaria me pudieran mandar infomacion ,fotos etc.de ese maravilloso pais.Atentamente:Elida del Carmen Errea Urrutia Michelena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s