Olite: en pleno corazón de Navarra

Olite (Navarra)

Situada en el corazón de Navarra y a 42 km de Pamplona, se halla esta bella localidad cuyo trazado urbano mantiene la disposición que tomó en la Edad Media. Una ciudad que ofrece un precioso recorrido por estrechas calles, que además de los grandes conjuntos monumentales contiene valiosas edificaciones. Entre ellas destacan insignes caserones de piedra de sillería, que lucen escudos de armas y grandiosos aleros de madera, así como otros edificios y lugares de interés coronados por su imponente castillo. ¿Te apetece descubrirlo?

UN POCO DE HISTORIA

Su historia se remonta a hace más de 2000 años gracias a los yacimientos arqueológicos encontrados así como a los restos de una antigua muralla, que confirman la existencia de un poblado romano en aquella época. Fue en el año 621 cuando el rey godo Suintila la fortificó de nuevo. Durante la Baja Edad Media los Reyes de Navarra la eligieron como una de sus residencias y ya en el siglo XV, Carlos III mandó construir el actual Palacio Real. Posteriormente Olite recibió del monarca la capitalidad de la merindad histórica de igual nombre que la localidad. El título de Ciudad le fue otorgado en 1630. En los últimos años la tradición vinícola, la actividad de las cooperativas y el turismo ha supuesto una mejora económica importante.

Olite (Navarra)

DESCUBRIENDO OLITE:

Es casco viejo de Olite es un conjunto de calles estrechas que invitan a perderse por su entramado urbano y descubrir a cada paso edificios de interés. Entre ellos destacan sus caserones nobles de piedra de sillería que lucen en sus fachadas los escudos de armas de sus fundadores. La villa conserva buena parte de su recinto amurallado en el que se pueden admirar torres, galerías medievales, etc, siendo una ciudad declarada Conjunto Histórico y Artístico.

Uno de los principales atractivos se halla en el Palacio Real de Olite. Pero hay mas. Adosada al palacio se encuentra la Iglesia de Santa María la Real, una construcción de estilo gótico levantada en el siglo XV y reformada en el S.XVIII, cuya belleza es tan interesante como su historia. Y es que fue utilizada por los monarcas navarros para las grandes festividades y actos solemnes. En ella destaca su recargada fachada en la que se percibe la influencia de los talleres de Notre Dame de París. Dicha fachada presenta una cuidada riqueza iconográfica mientras que su interior guarda un espléndido retablo mayor renacentista presidido por una talla gótica de la Virgen y la imagen, también gótica, del Cristo de la Buena Muerte.

La Iglesia de San Pedro Apóstol por su parte, es un bello templo cuya construcción se inició en el siglo XII. Mezcla armoniosamente los estilos románico, gótico y barroco. Es la iglesia más antigua de la ciudad y, entre otros tesoros artísticos, conserva un claustro románico de mediados del siglo XIII, una talla gótica de Santiago, un interesante retablo mayor y, en un sepulcro gótico, un relieve de alabastro policromado que representa a la Trinidad con tres personas. Además posee una esbelta torre gótica coronada por una airosa flecha conocida como la “Torre Aguja”, lo que confiere elegancia al conjunto. En su interior esconde un precioso claustro ajardinado con arcos de medio punto, mientras que en una de sus estancias se conserva un retablo mayor ornamentado con pinturas de Vicente Berdusán.

Tambien destaca el Monasterio de San Francisco, que según cuenta la tradición fue fundado por el mismo santo que le da nombre. En su interior guarda la talla de la Virgen de la Cólera, patrona de Olite. El Monasterio de Santa Engracia que hasta el siglo XVII fue un hospital bajo la advocación de la orden de San Antón y que en la actualidad esta regentado por monjas de clausura de las Madres Clarisas, es otro de los puntos de interes de esta bella localidad navarra.

Al igual que numerosos pueblos de toda la península, Olite también conserva viva la leyenda que habla de la existencia de galerías medievales que recorren el subsuelo urbano. Galerías por las que se podía cabalgar a caballo y que forman parte de leyendas asociadas a pasadizos secretos, salidas, etc. Dichas galerías son reales y podemos visitarlas y pasear por ellas. Son un total de cinco y están situadas frente a los portales de acceso a la ciudad y coinciden con los antiguos puentes que salvaban los fosos. La principal se encuentra en la plaza Carlos III y ha sido saneada y abierta al público en 1987 convertida en museo y sala de exposiciones.

Olite (Navarra)

CIUDAD VINICOLA:

El sector vinícola tiene una gran importancia en Olite. En la última década ha ido adquiriendo tal auge que ha convertido a esta ciudad en la “Capital del Vino de Navarra”. Aquí se concentran todos los organismos e instituciones del sector: la Estación de Viticultura y Enología de Navarra (EVENA), el Consejo de la Denominación de Origen Navarra, la Cofradía del Vino de Navarra y el Museo de la Viña y del Vino de Navarra. Olite cuenta con varias bodegas que elaboran caldos de reconocido prestigio.

El Museo del Vino es otro de los atractivos que más visitas recibe por parte de los turistas donde se entra en contacto con la historia y la tradición de la vinicultura local. Fue inaugurado en Noviembre del 2002 y está situado en el antiguo palacio de Santo Angel, un edificio del siglo XVII. Consta de cuatro plantas dedicadas a la historia de la viña y el vino en el mundo y en Navarra, la viticultura y la enología. El visitante asiste a todo el proceso vitivinicultor y puede disfrutar de él en todos los sentidos.

Las bodegas que pueden ser visitadas con las siguientes: Ochoa, Marco Real, Señorío de Andión, Piedemonte, Vega del Castillo y Cosecheros Reunidos.

Olite (Navarra)

GASTRONOMIA:

Olite cuenta con varios restaurantes donde entre otras cosas podemos degustar la gastronomía navarra con platos destacados como los “calderetes de cordero” o cordero guisado con patatas, el bacalao al ajoarriero, las costillas a la parrilla, las magras con tomate o los pimientos rellenos todos ellos acompañados por un buen vino de la tierra.

FIESTAS Y TRADICIONES:

Entre los eventos y festividades de Olite cabe destacar el famoso festival de teatro clásico que se celebra cada verano así como las fiestas y ferias medievales en las que disfrutar de mercados, degustaciones, actuaciones y muestras de artesanía sin olvidar actividades como la demostración de oficios, actuaciones de juglares y cenas de época. La primera quincena de Septiembre está marcada por la Fiesta de la Vendimia, y poco después se rinde homenaje a la Exaltación de la Santa Cruz. Otras fiestas destacadas son el Carnaval Rural, Semana Santa, romerías a Ujué y a la ermita de Santa Brígida, festividad de la Virgen del Cólera (26 agosto)…

Olite (Navarra)

LLEGANDO A OLITE:

Olite se encuentra sobre un pequeño cerro, a 5 km de Tafalla, en la carretera Nacional 121 dirección Pamplona – Zaragoza siendo ésta su principal vía de acceso.

Surcan el término la carretera nacional 121, la comarcal 115 (Tafalla – Peralta – Rincón de Soto), la vía férrea y la Autopista A-15. Completan la privilegiada red viaria las carreteras locales de Beire y San Martín de Unx.

Distancia a diferentes poblaciones:

– Pamplona: 42 km.
– San Sebastián: 134 km.
– Vitoria: 135 km.
– Zaragoza: 130 km.

Olite (Navarra)

LOS ALREDEDORES:

Las cercanías de la ciudad ofrecen un recorrido a través de la historia con los dólmenes de Artajona, el poblado de la Edad del Hierro de “Las Eretas” en Berbinzana, las ruinas de las ciudades romanas de Cara y Andión y el desolado medieval de Rada.

Un valioso patrimonio artístico medieval permite realizar un recorrido por el románico más puro en Ujué, San Martín de Unx, Olleta, Echano, Cataláin y Orísoain, el monasterio cisterciense de La Oliva, los castillos de Marcilla, Artajona y Rada, las criptas de San Martín de Unx y Orísoain y las pinturas murales de Eristáin.

El patrimonio natural nos invita a gozar de marchas sobre hermosos hayedos en la Sierra de Alaiz, robledales en la Valdorba y Sierra de Ujué, encinares en Olite-Tafalla y sotos en los ríos Arga y Aragón. La Laguna de Pitillas dispone de un observatorio de aves y es hito importante en la pasa de aves migratorias. La Laguna de Rada constituye un oasis de vida a las puertas del Parque Natural de Las Bardenas de carácter estepario. En término de San Martín de Unx podemos recorrer el parque eólico de la Guerinda.

MIS IMPRESIONES:

Olite es un lugar precioso donde poder pasar el día, un fin de semana o unos días de relajación (dispone de camping, casas rurales y hoteles) y disfrutar de la ciudad, de su imponente palacio, sus edificios de época, sus calles empedradas, dar un paseo por el pasado y su historia, disfrutar de sus fiestas y tradiciones, degustar sus vinos y gastronomía navarra, y un sin fin de cosas mas. Todo esto es lo que Olite ofrece y por mi parte solo me queda dejaros mi total recomendación de que os animéis a visitarlo si no lo habéis hecho ya. Hay mucho por descubrir.

guia

¿Mas entradas sobre Navarra? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s