Piazza del Campidoglio (Roma)

Piazza del Campidoglio (Roma)

No es quizá la plaza mas visitada de Roma, ni tampoco la mas conocida, pero a la sombra de lugares como el Foro Romano, o la Piazza Venezia, la Piazza del Campidoglio aguarda en lo alto de la Colina Capitolina con todo su esplendor. Una colina sagrada en la Antigua Roma, en la que en 1536 el Papa Pablo III ordenó la construcción de una plaza que adecentase el aspecto que por aquel entonces tenía. Presidida por una estatua ecuestre de Marco Aurelio, y flanqueada por bellos palacios y una replica de la Loba Capitolina (símbolo de la ciudad), la Piazza del Campidoglio sorprende a quien se acerca hasta ella. ¿Te apetece descubrirla?

UN POCO DE HISTORIA

Ubicada en una de las colinas mas altas de Roma, donde se erigía el templo mas importante de la Antigua Roma (el Templo de Júpiter Capitolino) y por la que pasaban todos los ejércitos victoriosos para honrar y agradecer las mismas al padre de todos los dioses, la Piazza del Campidoglio surgió del encargo del Papa Pablo III en el año 1536, tras avergonzarse del aspecto y estado en el que se encontraba durante la visita de Carlos V. Sería un encargo que haría a Miguel Ángel y que este no terminaría de ver finalizado aunque su obra se llevaría a cabo a rajatabla.

El proyecto final de Miguel Ángel, creaba un espacio orientado hacia la Basílica de San Pedro, que se había convertido en el epicentro político de la ciudad, dejando a sus espaldas el Foro Romano y el Palazzo Senatorio (al cual “dio la vuelta” para orientar su entrada principal mirando también a la basílica), y modificando el Palazzo dei Conservatori que años después (en 1654) tendría, según su planificación, un edificio “gemelo” enfrente, que cerraría visualmente la plaza: el Palazzo Nuovo. Para rematar la obra, Miguel Ángel se encargó de diseñar también la pavimentación de la plaza, así como la rampa escalonada conocida como la “Cordonata”, que permitía acceder hasta la plaza desde la parte frontal de la misma.

Fue el Papa Pablo III el que puso la guinda ordenando la reubicación de la estatua ecuestre de Marco Aurelio, que hasta la fecha se encontraba ubicada en la plaza de San Giovanni in Laterano. en el medio de la nueva Piazza del Campidoglio. Una estatua ecuestre realizada en bronce que actualmente se conserva en los Museos Capitolinos (dentro del Palazzo dei Conservatori) y cuya reproducción podemos disfrutar en la plaza.

Para finalizar encontramos otra réplica, la de la “Loba Capitolina” que según la mitología amamantó a Rómulo y Remo cuando estos fueron mandados matar por el rey Amulio. La figura se encuentra en uno de las esquinas del Palazzo Senatorio.

Piazza del Campidoglio (Roma)

ATRACTIVOS

La Piazza del Campidoglio presenta diversos atractivos, siendo el primero de ellos la propia belleza de la misma. No se trata de una plaza donde los elementos ornamentales eclipsen al resto de lugares cercanos, pero en ella reside una magia que te hace perder por un rato la noción de las maravillas que la rodean. La sobria belleza de los palacios que la circundan, el colorido de los mismos, o las lineas que dibujan el pavimento, le dan un aspecto precioso a una plaza cargada de historia. A los lados, el Palazzo Nuovo y el Palazzo dei Conservatori, nos ofrecen la posibilidad de sumergirnos en los espectaculares Museos Capitolinos, unidos entre si bajo tierra por la Galería Lapidaria, a 8 metros por debajo del nivel de la plaza. En ellos, podemos contemplar una fantástica colección de escultura griega y romana donde encontramos joyas como las esculturas originales de Marco Aurelio, la Loba Capitolina, la Venus Capitolina, o los espectaculares fragmentos que se conservan de la estatua gigante de Constantino. Además, desde el interior del Palazzo dei Conservatori, se pueden observar los restos del Templo de Jupiter. (Para mas info: http://www.museicapitolini.org/).

En el exterior, es una gozada acercarse a contemplar las replicas de las esculturas de la Loba y de Marco Aurelio, así como de los detalles en las fachadas de los tres palacios. Detrás del Palazzo Senatorio obtenemos además una de las vistas mas espectaculares del Foro Romano, sobre todo cuando el día llega a su fin y se encienden las luces artificiales que la iluminan. Algo que también resulta embriagador en la “Cordonata”, donde diferentes e inquietantes figuras (entre ellas, las de Cástor y Pólux) nos acompañan a lo largo del camino.

Piazza del Campidoglio (Roma)

COMO LLEGAR

La Piazza del Campidoglio se encuentra ubicada en un lugar privilegiado en la zona antigua de la ciudad. Para acceder a ella desde la “Cordonata”, basta con acercarnos hasta Piazza Venecia y coger la calle que baja por la derecha del impresionante monumento a Vittorio Emanuele II. Casi pegado a el, encontramos el acceso a la “Cordonata”. También se puede acceder a la misma desde la parte trasera rodeando el monumento a Vittorio Emanuele II por la parte izquierda (la mas pegada al Foro).

Piazza del Campidoglio (Roma)

ALREDEDORES

Varios son los atractivos que rodean la Piazza del Campidoglio. A escasos metros de la misma, se encuentra Piazza Venezia, con su imponente monumento a Vittorio Emanuele II. En el podemos adentrarnos de manera gratuita en su museo, o contemplar las vistas desde sus balconadas. A su espalda y a la espalda del Palazzo Nuovo, encontramos la Iglesia de Santa Maria in Ara Coeli y sus 124 escalones construidos en el año 1348 para celebrar el Año Santo de 1350, mientras que tras la misma yacen las eternas ruinas de la Roma Antigua en el impresionante Foro Romano. Al fondo… surge la figura del gran Coliseo.

Piazza del Campidoglio (Roma)

MIS IMPRESIONES

La Piazza del Campidoglio sorprende. Será por su colorido, belleza o ubicación, pero tiene algo que resulta especial. En nuestro caso accedimos por la parte trasera sin saber a donde estábamos entrando, y fue al toparnos con la estatua de la Loba Capitolina cuando nos dimos cuenta que aquel era un lugar a tener en cuenta. La estructura rodeada de palacios y rematada por la “Cordonata”, le dan un aire precioso a la vez de acogedor, mientras que la escultura de Marco Aurelio en el centro de la misma, otorga a la plaza un aspecto de importancia histórica que podría formar parte del plato turístico estrella de cualquier localidad del mundo. Al encontrarse en medio de diferentes atractivos de quizá, mayor “interés”, resulta fácil pasárselo por alto sobre todo en una primera visita a Roma. Aún así, merece la pena acercarse y dejarse llevar por el camino que marca la “Cordonata”. Otra estampa diferente de una Roma que no parece terminar de ofrecernos rincones preciosos allá donde busquemos.

Descubre Roma en Segway

¿Mas entradas sobre Roma? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s