Castel Sant’Angelo: secretos e historia (Roma)

Castel Sant'Angelo (Roma)

Es uno de los lugares mas inquietantes de Roma. Por dentro, sus bellas salas contrastan con sus silenciosos y fríos pasadizos. Por fuera, su imponente figura resulta aterradora. Ubicado a orillas del río Tevere y muy cerca del Vaticano, el Castel Sant’Angelo aguarda a sus visitantes bajo la atenta mirada de las figuras que todavía le custodian. Un lugar lleno de historia y leyendas que merece la pena conocer. ¿Te atreves a entrar?

EL CASTEL SANT’ANGELO

El Castel Sant’Angelo se encuentra ubicado a orillas del río Tevere y muy cerquita de lugares como la bella Piazza Navona, o la propia ciudad del Vaticano. En si, es una de las zonas de acceso al Vaticano y aunque se puede llegar por distintos sitios, al estar ubicada al otro lado del río respecto al resto de grandes atractivos de la ciudad (exceptuando el Trastevere), debemos cruzar uno de los numerosos puentes para llegar hasta él, por lo que pudiendo elegir, merece la pena hacerlo desde el propio Ponte Sant’Angelo, considerado uno de los más bonitos de Roma. Para llegar en transporte público, podemos utilizar las líneas 80, 87, 280 y 492 de autobús, o la linea A del Metro, bajándonos en la parada Flaminio-Piazza del Popolo (queda bastante a desmano).

Castel Sant'Angelo (Roma)

UN POCO DE HISTORIA

Hablar del Castel Sant’Angelo es hablar de siglos y siglos de historia. Su origen se remonta al año 135 d.C. cuando el emperador Adriano mandó construir su mausoleo personal para él y su familia, recibiendo en él sepultura bajo la perenne mirada de la propia escultura de Adriano (montado en una cuadriga de bronce en lo alto del mismo) hasta el año 271 d. C. Fue entonces cuando tuvo que transformarse en ciudadela ante la amenaza germánica que acechaba Roma, uniéndose a las murallas de la ciudad.

No se conoce al Castel Sant’Angelo como tal hasta el año 590 d.C. (Castellum Sancti Angeli en aquel momento). Aunque a lo largo de los siguientes siglos fue cambiando de nombre, su identidad actual se debe a la aparición del Arcángel San Miguel envainando su espada en lo alto del castillo a ojos del Papa Gregorio I, quien interpretó su aparición como el anuncio del fin de la epidemia que estaba arrasando la ciudad de Roma: la peste. En su honor, cerca de 1000 años después, se decidió colocar una estatua del arcángel en lo alto del castillo.

Con el paso del tiempo, y debido a su cercana ubicación con el Vaticano, el Papa León IV decidió convertir el edificio en fortaleza papal, sirviendo de refugio para los miembros de la Iglesia en momentos de peligro. Fue en el año 1277 cuando el Papa Nicolás III mandó construir un pasadizo que uniese el Vaticano con el propio castillo, el Passetto, como así se llamaría, que sirvió para acceder al castillo sin tener que exponerse a los peligros que acechaban en el exterior. Y lo que comenzó como un lugar de mero refugio, acabaría convirtiéndose poco a poco en una especie de “residencia papal”, mandando construir estancias y aposentos de lujo, así como todo tipo de cambios para adecentar y fortalecer el mismo. Así mismo, durante la Inquisición, el castillo se utilizaría como prisión, llegando a tener en sus estancias a gente tan ilustre como Galileo Galilei, entre otros.

Ya en el Siglo XVIII, la fortaleza fue perdiendo fuerza para el papado, al sufrir el ataque de las tropas napoleónicas, pasando a manos del estado un siglo después. Reconvertida de nuevo en prisión y mas tarde en cuartel, no fue hasta el año 1906 cuando el edificio se convirtió en museo, siendo restaurado en 1933 con la actual estampa que podemos ver hoy.

Castel Sant'Angelo (Roma)

VISITANDO EL CASTILLO

A pesar de sus casi 2000 años de historia, su perfecta conservación hace posible que a día de hoy el castillo sea visitable. Dividido en 6 plantas, podemos disfrutar de impresionantes rincones escondidos a lo largo del recorrido, así como de unas vistas fantásticas sobre la ciudad de Roma. Lo mejor es perderse por los diferentes pasadizos y habitaciones que vamos encontrando a nuestro paso, aunque merece la pena comenzar la visita por la espectacular e inquietante rampa helicoidal que parte desde el atrio. Una rampa funeraria en forma de espiral que nos va llevando hasta la parte alta del castillo y en la que comenzamos a tomar conciencia del lugar en el que nos encontramos. La tenue luz que nos acompaña durante el recorrido, y el silencio que se escucha entre sus muros, hacen de este punto un lugar que sobrecoge.

Castel Sant'Angelo (Roma)

Ya fuera de la rampa y con la luz de Roma iluminando cada esquina, merece la pena recorrer con calma los distintos patios que podemos encontrar según vamos ascendiendo. Llenos de detalles, nos acercan a la época militar del castillo, haciéndonos sentir protagonistas de alguna historia anudada en el tiempo, en la que por suerte seremos dueños de nuestro propio destino. Los diferentes accesos que encontramos en los mismos nos invitan a seguir recorriendo los secretos mejor guardados tras los muros del imponente Sant’Angelo.

Castel Sant'Angelo (Roma)

Otro de los lugares de visita obligada es sin duda la Sala Paolina. Ubicada en la cuarta planta tras una pequeña puerta, sus espectaculares frescos obra de Perin del Vaga entre los años 1545 y 1547, nos acercan a la esencia del Vaticano y la vida papal de la época. Una lujosísima habitación llena de detalles que atrapa con su luz y que no deja indiferente a nadie. También cabe destacar las bonitas Loggia di Giulio II y de Pablo III, así como el Giretto di Alejandro VII y de Pío IV, que van girando alrededor del castillo dejándonos unas vistas inmejorables de la ciudad de Roma bajo la belleza de sus paredes y techos.

Castel Sant'Angelo (Roma)

En si el castillo nos ofrece numerosísimos rincones que merece la pena descubrir, y que os invito a hacerlo en una visita a fondo al mismo, pero no podemos dejar de lado uno de los rincones culmen del Castel Sant’Angelo como es la cima del mismo, il Terrazzo dell’Angelo. La inquietante figura del Arcángel San Miguel envainando su espada, vigila desde lo alto, en una terraza que nos ofrece una de las mejores panorámicas de Roma. A nuestros pies queda el Tevere, mientras que a lo largo y ancho de nuestros ojos se expande la ciudad eterna y el Vaticano. Una terraza en la que se grabó el final de la ópera Tosca de Puccini y cuyo ángel dio imagen a la portada de la novela de Dan Brown “Ángeles y demonios”. Un punto que merece la pena detenerse a disfrutar y desde el cual también podemos observar el Passetto que une el Castillo Sant’Angelo con el Vaticano.

Castel Sant'Angelo (Roma)

HORARIOS Y PRECIO
La entrada ordinaria al Castel Sant’Angelo varia cada cierto tiempo aunque disponen de tarifas reducidas para estudiantes de entre 18 y 25 años de la Unión Europea, así como entrada gratuita para miembros de la UE menores de 18 años y mayores de 65. Aunque si quieres adquirir tu entrada desde casa y olvidarte de colas, puedes hacerlo de la manera mas cómoda desde aqui. Los horarios son los siguientes: De martes a domingo: 9.00 – 19.30. Cerrado todos los lunes, el 25 de Diciembre y el 1 de Enero. La taquilla cierra a las 18.30. El castillo está incluido en el abono Roma Pass.
Castel Sant'Angelo (Roma)
ALREDEDORES

Al hablar de una ciudad como Roma, podemos encontrar lugares interesantes en casi cada rincón de la ciudad. Si bien el Castel Sant’Angelo se encuentra al otro lado del río respecto a lugares tan conocidos (y un poco alejados) como el Coliseo, el Pantheon, el Foro Romano, o la Fontana de Trevi entre otros, la zona del castillo también conserva su encanto. Eso si, las largas calles que serpentean alrededor del río resultan un tanto sucias y descuidadas a la vista. A su lado encontramos el bonito Palazzo de Giustizia y la Piazza Cavour, aunque el plato fuerte se encuentra en el lado opuesto ya que allí es donde nos espera la visitadísima Ciudad del Vaticano con sus museos, su basílica, y todo lo que mueve a millones de personas hasta ella cada año. Enfrente del castillo y cruzando por el enigmático Ponte Sant’Angelo, nos adentramos de nuevo en la magia del centro de Roma donde encontramos lugares preciosos a la vuelta de cada esquina. Como la Piazza Navona, el interesantísimo Palazzo Altemps, o un poquito mas lejos de allí, el eterno Pantheon. Pero si queremos recorrer el curso del río a pesar del tráfico y la descuidada imagen que presenta, podemos disfrutar de la belleza de puentes como el Ponte Vittorio Emanuele II – que conecta con la zona del Vaticano de forma mas directa que el Ponte Sant’Angelo -, el Ponte Principe Amadeo Savoia Aosta, el Ponte Mazzini, o un poco mas adelante el Ponte Sisto y el Ponte Garibaldi que nos adentra en pleno corazón del precioso e inconfundible Trastevere.

Castel Sant'Angelo (Roma)

MIS IMPRESIONES

El Castel Sant’Angelo impacta. Por fuera, desde la bella pero a la vez inquietante estampa que forma con el Ponte Sant’Angelo, da la sensación de tratarse de una fortaleza inexpugnable y ruda, algo que por dentro se corrobora. Sin embargo, la delicadeza de muchos de sus rincones, la belleza de sus frescos y la mezcla que se crea entre sus muros, hacen de este castillo un lugar especial. Como su energía, que traspasa.

Merece la pena dejarse llevar por sus pasadizos. Sin prisas. Tenemos por delante mas de hora y media de sorpresas, bellos rincones y a su vez lugares sobrecogedores. Son siglos de historia viva que laten a día de hoy entre sus paredes, que parecen hablar a cada paso adelante que damos. Las vistas, el ángel, los múltiples recovecos que no se pueden describir en unas lineas, las prisiones históricas… todo, hace de este castillo una de las sorpresas mas agradables de Roma.

Un lugar que te invito a descubrir y que personalmente me impresionó mas que otros mas conocidos y visitados.

Entradas anticipadas Castel Sant'Angelo

¿Mas entradas sobre Roma? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s