La muralla de Vitoria-Gasteiz

Muralla de Vitoria-Gasteiz (Euskadi)

Durante siglos defendió a la aldea de Gasteiz de los ataques enemigos. Hoy descansa tranquila en el corazón de la ciudad. La muralla de Vitoria conserva buena parte del pasado medieval de la capital alavesa, un pasado que fue redescubierto hace unos años tras el hallazgo de parte de sus restos, hasta entonces ocultos, entre las edificaciones del casco histórico. Tras haberse llevado a cabo una rehabilitación, la muralla ha recobrado “vida” de una manera más calmada. ¿Te apetece descubrirla?

LA MURALLA DE VITORIA-GASTEIZ, HISTORIA Y REHABILITACIÓN

Vitoria-Gasteiz ha contado con varios recintos defensivos a lo largo de su historia. Aunque a simple vista pueda parece una sola muralla, en realidad son dos cercos que fueron construidos en tres fases diferentes, rodeando todo el núcleo urbano de Gasteiz tras los sucesivos ensanches.

Durante siglos una parte de la muralla permaneció oculta ante los ojos de los ciudadanos, escondida entre las edificaciones del casco histórico de la ciudad. Con motivo de las excavaciones arqueológicas realizadas en el subsuelo de la Catedral de Santa María en el año 2001, fueron descubiertos los restos de las zapatas o zócalos de la antigua muralla. Debido a ello se ha llevado a cabo una restauración de los restos del recinto que se conservaban en la ladera oeste. Gracias a estos trabajos de rehabilitación hoy podemos contemplar una parte más del pasado medieval de la ciudad.

El primer cerco amurallado fue construido a finales del siglo XI, después de que el rey Sancho VI El Sabio concediera el fuero a la primitiva aldea de Gasteiz. Esa primera muralla rodeaba toda la aldea ubicada en la parte alta de la colina, formando un óvalo cuyos extremos quedaban situados en los polos opuestos donde se ubicaban dos edificios religiosos: la iglesia de San Miguel al Sur y la iglesia de Santa María (a día de hoy Catedral) al Norte.

Muralla de Vitoria-Gasteiz (Euskadi)

Su recorrido se establece desde la Catedral de Santa María hacia el Cantón de las Carnicerías. Con motivo de las excavaciones, en este tramo, -concretamente en el patio de la calle Correría 108, actual Escuela de Música Luis Aramburu- se halló un lienzo de muralla de 20,30 m de longitud. En su cara interna se detectó la presencia de un zócalo o zapata y en la actualidad es el único tramo de la muralla que es visible por sus dos caras.

Entre el Cantón de Las Carnicerías y el Palacio de Villasuso la muralla se hace visible en altura por su cara externa debido a que forma parte de las traseras de los edificios situados en la calle Fray Zacarías Martínez. En esta zona se conservan varios torreones de forma cuadrangular que daban solidez y fortaleza al conjunto defensivo. Es conocido su recorrido entre el Portal de San Bartolomé (junto al palacio de Villasuso) y la Catedral de Santa María pero entre las calles de Las Escuelas y Cuchillería no existen tramos visibles.

La ampliación de la ciudad por toda la ladera oeste de la colina a partir del año 1202 dio pie a la construcción del segundo cerco de la muralla. Su trazado se limitó a ese ensanche, empalmando con la antigua muralla en el Portal de Santa María y Portal de San Bartolomé, abarcando toda la calle Herrería. Este segundo tramo de la muralla añadió elementos nuevos en relación con la muralla anterior. Por un lado se instaló un foso al pie de la misma para aprovechar el cauce del rio Zapardiel y por otra parte se construyeron torres en diferentes puntos del trazado, especialmente en las puertas o sus cercanías.

Si de la primera muralla todavía son visibles parte de sus restos, del segundo cerco solo quedan los restos en la iglesia de San Pedro. Su demolición se inició en la segunda mitad del siglo XVII completándose a finales del XIX con la desaparición de las diferentes puertas de acceso a la ciudad. Las excavaciones llevadas a cabo en varios puntos del recorrido han permitido conocer su trazado (que no corresponde a la línea de fachadas de las calles sino que se localiza entre 1,5 y 2 m hacia el interior) así como sus características constructivas.

La tercera y última fase de la construcción tenía como finalidad proteger el nuevo ensanche que se produjo en la ladera Este de la colina a partir de 1256. Su conexión en el entorno de la iglesia de San Vicente con la primera muralla y en el entorno de Santa María con esta y la segunda muralla, permitieron la protección de toda la ciudad. Su trazado se halla bien definido en la calle Nueva Fuera hasta el punto donde se ubicaba la desaparecida iglesia de San Indelfonso. A partir de este punto no está claro el recorrido de su trazado. De esta parte de la muralla se localizaron restos en solares situados entre las calles Nueva Dentro y Nueva Fuera. En el resto del trayecto no se han constatado.

Video: Daedelum

VISITAS A LA MURALLA

Desde el año 2006 se está llevando a cabo un programa de visitas guiadas a la muralla medieval de Vitoria-Gasteiz. A lo largo de este tiempo se han ido realizando principalmente en la época estival, con visitas guiadas diurnas y nocturnas, mostrando en este caso una perspectiva diferente del recinto amurallado.

Este programa de visitas se realiza gracias a la Fundación Catedral Santa María, una institución creada para gestionar y desarrollar las propuestas del Plan Director de Restauración Integral del templo más emblemático y con mayor valor histórico de Vitoria-Gasteiz, la Catedral de Santa María.

La Fundación Catedral Santa María no sólo gestiona la restauración arquitectónica de la Catedral sino que también desarrolla actividades culturales, didácticas y turísticas entre las que destacan las visitas guiadas a las obras de restauración, la celebración de congresos, encuentros y seminarios especializados, conferencias con escritores de prestigio, la producción de conciertos de música, la edición de publicaciones o la organización de talleres y cursos.

A día de hoy la Fundación ofrece diversos tipos de visitas guiadas dentro de su programación. Se puede optar por visitar únicamente la Catedral de Santa María (se incluyen visitas infantiles y técnicas) o bien elegir una visita combinada entre las siguientes propuestas: Catedral + muralla, Catedral + torre o iglesia de San Vicente + muralla. Actualmente no hay programadas visitas guiadas a la muralla de manera individual.

La visita de la Catedral y muralla tiene un precio de 10€ por persona. Hay descuento para estudiantes, jubilados, familias numerosas, parados y personas con discapacidad. En este caso la tarifa es de 6€. Los menores de 12 años tienen la entrada gratuita. Si optamos por la opción de visitar la iglesia de San Vicente junto con la muralla la tarifa para adultos es de 7.5 € y con descuento es de 5€.

Si deseamos realizar cualquiera de estas visitas es recomendable realizar una reserva previa teniendo en cuenta que los grupos para cada turno son de 15 personas. En la dirección www.catedralvitoria.com/visitas_reservas.php encontramos toda la información relacionada, incluyendo la opción de reserva en cualquiera de ellas. A través de la web podemos consultar las plazas que quedan libres en cada turno, una opción muy interesante sobre todo dependiendo del nº de plazas que queramos reservar. También se puede reservar en el teléfono 945 255 135 o bien por correo electrónico en la siguiente dirección: visitas@catedralvitoria.com.

Muralla de Vitoria-Gasteiz

EL PREMIO EUROPA NOSTRA

La recuperación de la muralla de Vitoria recibió el premio “Europa Nostra” en el año 2010. Se trata de un galardón europeo concedido gracias al proyecto de recuperación llevado a cabo en la muralla de la ciudad. Gracias a esta concesión el proyecto fue distinguido como “Nobel del patrimonio” con un diploma y una mención especial.

El jurado valoró por tercera vez el esfuerzo llevado a cabo a favor de la recuperación de la ciudad de Vitoria-Gasteiz. El galardón se suma a la medalla obtenida en el año 1982 por el tratamiento urbanístico del Casco Medieval y al premio especial otorgado a la restauración de la Catedral de Santa María en el 2002.

Escultura de Ken Follet de Vitoria-Gasteiz

MIS IMPRESIONES

La muralla medieval de Vitoria forma parte del pasado y presente de la capital alavesa. Merece la pena contemplar sus restos, observar con detenimiento esos muros que defendieron la ciudad siglos atrás. Una buena manera de conocer su historia y los trabajos de rehabilitación realizados es mediante las visitas guiadas, que, como habéis podido leer, el precio de la entrada incluye otra visita más.

La muralla defendió el casco histórico de una ciudad que conserva toda su esencia en unas calles por las que parece que no ha transcurrido el tiempo. Las cuatro torres de la ciudad (San Pedro, San Miguel, Santa María y San Vicente), los palacios renacentistas, o la estatua de Ken Follett que mira pensativo a la Catedral de Santa María son algunas de las joyas que esconde la preciosa ciudad de Vitoría-Gasteiz.

¿Mas entradas sobre Álava? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s