Teguise: historia y belleza en Lanzarote

Teguise (Lanzarote)

Pasear por sus calles es hacerlo por un lugar que parece no haber perdido ni un ápice de su esencia. La Villa de Teguise nos recibe con toda la amabilidad que atesoran sus gentes mientras sus preciosas casitas blancas van abriendo camino a lo largo del recorrido. Una localidad cargada de historia y llena de recuerdos que merece la pena descubrir. ¿Me acompañas?

LA VILLA DE TEGUISE

La Villa de Teguise se asienta sobre una gran aldea de los majos de Lanzarote (antiguos habitantes de la isla) que recibía el nombre de Acatife. La actual población de Teguise tiene su origen en el momento en que Maciot de Bethencourt (sobrino de Jean de Bethencourt, un noble, militar, navegante, explorador, comerciante y pirata francés que logró tomar Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro) se casa con la hija del rey Guadarfía en 1418 y comienza la transformación de la aldea originaria en el primer núcleo urbano de las Islas Canarias con construcciones de corte noble y señorial. El lugar recibió el nombre de Teguise en honor a la princesa Teguise, hija del rey Guadarfía y esposa de Maciot de Bethencourt.

Esta villa fue la antigua capital de Lanzarote desde la primera mitad del S. XV hasta la segunda mitad del S. XIX (año 1852), momento en que la capitalidad fue trasladada a Arrecife. Teguise se dotó de un rico conjunto arquitectónico con edificios monumentales, palacios y bellas iglesias que ponen de manifiesto su relevancia como centro de poder político y religioso de la isla. A pesar de su condición de capitalidad y primer centro económico, también fue objeto de numerosos ataques de piratas, corsarios y malhechores durante los siglos XVI y XVII.

Declarada conjunto arquitectónico-histórico-artístico Teguise es una de las villas más antiguas del archipiélago canario, habiendo escrito a su vez una de las páginas más nobles y célebres de la historia de Lanzarote. Dar un paseo por sus adoquinadas calles significa descubrir un conjunto arquitectónico realmente atractivo: plazas adoquinadas, pequeños rincones típicos y una bellísima arquitectura popular mezclada con los edificios más significativos.

Teguise (Lanzarote)

Dentro de los monumentos y palacios más admirables se encuentra el Palacio Spinola construido entre 1730 y 1780. Con una amplia y sencilla fachada es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura señorial de la isla. A lo largo de su historia el palacio ha tenido diferentes propietarios hasta que en 1984 el Ayuntamiento de la Villa de Teguise acuerda su compra y posteriormente decide su conversión en Casa-Museo. En 1989 el Palacio Spínola es declarado Residencia Oficial del Gobierno de Canarias en Lanzarote para lo cual se realizaron una serie de obras de adecuación. En el año 2011 se acomete una nueva remodelación para convertirse en la sede de la Casa-Museo del Timple.

La Plaza de San Miguel es el centro neurálgico del casco antiguo de Teguise. La plaza está flanqueada por la bellísima Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, una iglesia construida en el siglo XV siendo la más antigua de Lanzarote. Su actual estampa es fruto de sucesivas reformas y ampliaciones posteriores. Su estructura es sencilla y su belleza se debe sobre todo a los tonos de la roca volcánica que la componen, muy especialmente al contraste de la piedra rojiza de la torre con el blanco de su cúpula. El interior muestra tres naves de estilo neoclásico. Esta plaza es un buen punto de partida para recorrer las calles adyacentes donde las casas-torre, el Palacio del Marqués, el Palacio Herrera o la bellísima ermita de la Vera Cruz muestran parte del pasado de Teguise.

Teguise (Lanzarote)

Otro de los edificios destacados es Convento de Santo Domingo fundado en 1698 y situado en la plaza de este mismo nombre. Presenta una fachada doble rematada a su izquierda por un campanario. El interior consta de dos naves. Una de ellas posee un retablo dedicado a Nuestra Señora de Gracia. Actualmente alberga una galería de arte contemporáneo en la que se presentan exposiciones itinerantes.

El Convento de San Francisco fue construido en 1588 siendo el primer convento establecido en la isla de Lanzarote, su iglesia pasó a ser un objetivo militar y víctima de múltiples saqueos e incendios. En la actualidad su interior alberga el Museo de Arte Sacro que conserva elementos originales como los retablos barrocos dedicados a Nuestra Señora de Miraflores, San Antonio de Padua y Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción.

Además de todos estos edificios señalados, recorriendo las calles de Teguise encontramos bazares de artesanía y regalos donde podemos adquirir preciosas figuras de alfarería, recuerdos, mantelería artesanal, juguetes, artículos en plata, moda y productos típicos.

En la montaña de Guanapay dominando Teguise se encuentra el Castillo de Santa Bárbara. Este castillo fue construido por Sancho de Herrera en el siglo XVI para vigilar las costas a ambos lados de la isla. En 1588 el ingeniero italiano Leonardo Torriani, bajo orden del Rey Felipe II, convirtió el castillo en fortaleza para así defender Teguise. Actualmente el castillo acoge el Museo del Emigrante donde se exhiben cartas, postales, pasajes, fotografías, mapas, cartas de navegación, etc. Todos estos objetos ofrecen una visión global de los avatares sufridos por los emigrantes canarios.

EL MERCADILLO DOMINICAL

Todos los domingos por la mañana (de 9 a 14 horas) Teguise se llena de bullicio y ajetreo gracias a su mercadillo popular, uno de los más importantes de Canarias. Un sinfín de puestos de artesanía, calzado, ropa, complementos, antigüedades y productos gastronómicos inundan las empedradas y estrechas calles de Teguise atrayendo a turistas y lanzaroteños procedentes de todas las zonas de la isla. El mercadillo está acompañado de música en muchos de sus rincones y de la exhibición de bailes folclóricos canarios. Merece la pena acercarse.

Teguise (Lanzarote)

COSTA TEGUISE

Situada a 9 kilómetros de Teguise se encuentra Costa Teguise, una de las principales zonas turísticas de Lanzarote junto a Playa Blanca y Puerto del Carmen. Costa Teguise es un lugar muy apropiado para el descanso, el paseo y la diversión gracias a sus playas, sus zonas verdes y su extensa oferta deportiva (buceo, windsurf, vela, kitesurf, pesca deportiva), campo de golf (el único de la isla), parque acuático, etc.

Costa Teguise cuenta con cuatro playas principales, todas ellas de origen natural: la Playa de las Cucharas, la Playa de los Charcos, la Playa del Jabillo y la Playa Bastián. La Playa de las Cucharas es de arena fina y tostada y sus aguas son tranquilas. Con 640m. de longitud es la más extensa de las cuatro y en ella se encuentran numerosas escuelas de surf. Casi unida a ella se sitúa la Playa de los Charcos, una de las principales playas de toda la zona. Tiene 300 metros de arena fina y blanca y sus aguas son tranquilas a pesar de ser una playa ventosa. La tranquilidad de las aguas se debe a los rompeolas construidos en ella que la resguardan del oleaje fuerte y de las corrientes. La Playa del Jabillo tiene similares características a la anterior aunque en este caso su extensión es de 150m. Por último, situada en una zona semiurbanizada de Costa Teguise, Playa Bastián es una playa ventosa con 375 m. de arena fina y blanca combinada con callaos.

Alrededor de estas playas se encuentran numerosos hoteles, apartamentos, tiendas y un buen número de restaurantes nacionales e internacionales donde podemos degustar una variada gastronomía.

Teguise (Lanzarote)

MIS IMPRESIONES

Teguise es una preciosa villa del interior de Lanzarote que ha sabido mantener todo su encanto a pesar del transcurrir de los años. Sus estrechas calles conservan sus bonitas y antiguas casas señoriales, palacios y edificios religiosos y merece mucho la pena acercarse a contemplarlos.

Cada domingo por la mañana la calma y tranquilidad que guarda Teguise durante la semana se transforma en bullicio y un ir y venir de gente gracias al pintoresco mercadillo que ocupa todas sus calles. En él encontramos puestos de artesanía, productos típicos, ropa, calzado y complementos además de la animación de los grupos locales que, ataviados con sus trajes regionales, interpretan bailes tradicionales.

Además de recorrer sus calles o dar una vuelta por el mercadillo en Teguise se puede degustar platos de cocina canaria en alguno de sus restaurantes, disfrutar de los carnavales y de las Fiestas del Carmen entre otras o visitar alguno de sus museos.

A pocos kilómetros de distancia se encuentran otros atractivos de la isla como el Jardín de Cactus, la Cueva de los Verdes, Jameos del Agua o los pueblos pesqueros de Arrieta y Orzola situados al norte de Lanzarote.

Teguise tiene un encanto especial… a nosotros nos gustó mucho lo mismo que el mercadillo en el que aprovechamos para comprar algunos productos canarios y un par de recuerdos de esta isla. En definitiva, una villa con un casco histórico muy bien conservado y muchos otros atractivos que os animo a descubrir. Otro de los tesoros que guarda la preciosa isla de Lanzarote.

sm-lanzarote

¿Mas entradas sobre Lanzarote? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Una respuesta a “Teguise: historia y belleza en Lanzarote

  1. Pingback: La Geria: vino entre volcanes (Lanzarote) | Soy Catador·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s