El Duomo de Milan: siglos de belleza

Catedral de Milán

Es el verdadero símbolo de la ciudad de Milán. Con sus mas de 10.000 m², es una de las catedrales mas grandes del mundo, y también una de las más bellas. Su imponente aspecto exterior, nos regala una de las estampas mas bonitas de la capital lombarda, formando junto a la Galleria Vittorio Emanuele II, un lugar que se queda grabado en la retina. ¿Te apetece conocerla?

LA HISTORIA DEL DUOMO

La Catedral de Milán, también llamada Duomo de Milán, es uno de los templos más complejos y espectaculares del mundo, tanto exterior como interiormente. La idea de su construcción nació en 1385 de la mano del Duque Gian Galeazzo Visconti y del arzobispo de Milán Antonio Saluzzo, quienes querían darle a la ciudad un monumento religioso digno de su importancia. Un año después ambos aprobaron la construcción de un templo de cinco naves sostenido por grandes columnas, coro y ábside. El sitio elegido para su construcción fue el hasta entonces ocupado por la iglesia de Santa María Mayor, sin embargo debido a las magnitudes de la nueva catedral tuvo que ser demolida la antigua basílica de Santa Tecla y pequeños negocios de los alrededores. La nueva catedral estaría dedicada a Santa María Nasciente.

El Duque Gian Galeazzo Visconti creó una institución llamada “Venerable Fábrica del Duomo” que se hizo responsable de todas las actividades operativas necesarias para la construcción de la catedral: extracción del mármol y serizzo, transporte, construcciones, decoraciones, mantenimiento e incluso proyectos y diseños. Esta institución sigue operando en la actualidad y lo seguirá haciendo en un futuro asegurando el mantenimiento del Duomo.

La construcción del Duomo duró cinco siglos debido a los numerosos cambios que hubo en la dirección, las guerras, la ocupación de Milán por parte de tropas extranjeras o las desgracias acontecidas como el contagio de la peste. Pese a ello las tareas fueron reiniciadas luego de cada interrupción forzada. Hasta su finalización en 1887 la dirección técnica de su construcción cambió en numerosas ocasiones. Simón de Arsenigo fue quien creó el primer diseño; posteriormente le sucedieron otros arquitectos como Juan de Friburgo, Joaquín de Grassi, Enrique de Gmünden, Marco da Corona, Juan Solaro, Pellegrino Pellegrini, etc. No se debe olvidar a Filarete ni a Leonardo da Vinci, quienes se interesaron por los trabajos que se estaban realizando en la construcción del Duomo, ofreciendo distintas opiniones y consejos.

El Duomo tiene muchísimas ornamentaciones floridas, inspiradas en la naturaleza y con influencia renacentista. La construcción de su fachada se concretó entre 1805 y 1813 siendo terminada en 1814 con una superficie de 4.500 metros cuadrados, embellecida por centenares de estatuas. La aguja mayor fue construida entre 1765 al 1769, y la “Madonnina”, estatua de la Virgen en cobre laminada en oro, hecha por el escultor milanés José Bini, fue colocada en 1774. La construcción del Duomo fue completada en el año 1887.

Duomo de Milán

LA CATEDRAL

El Duomo es un imponente templo revestido de mármol que destaca especialmente por la infinidad de agujas y torres coronadas por estatuas que contemplan la ciudad desde los cielos. El acceso a la catedral se efectúa por cinco grandes puertas de bronce desde la Plaza del Duomo. Sobre cada una de estas puertas de acceso podemos observar preciosas ventanas del siglo XVII que otorgan un aspecto bellísimo al conjunto. Desde la parte trasera de la catedral merece la pena contemplar las magníficas vidrieras del siglo XV que dejan pasar la luz al interior del templo.

Con capacidad para 40.000 personas, el Duomo abre sus puertas para mostrar los rincones mejor guardados bajo su imponente armazón. Entre las sombras, vemos como se elevan los pilares que sostienen la estructura de la catedral con firmeza. Unos pilares que delimitan las cinco naves entre monumentos funerarios, sepulcros, cuadros de gran talla y figuras como la de San Bartolomé, patrón de los curtidores, que está considerada como una de las mejores esculturas que podemos encontrar dentro de la catedral.

Otras de las reliquias que alberga en su interior son los sarcófagos de los arzobispos Ottone y Giovanni Visconti construidos en el siglo XIV, así como los sarcófagos de Alberto da Intimiano y Marco Carelli y los tres magníficos altares de Pellegrini, que incluyen la visita del notable Federico Zuccari de San Pedro a Santa Agatha encarcelados.

También cabe destacar el monumento a Gian Giacomo Medici di Marignano, llamado “Medeghino”, obra de Leone Leoni, y el altar de mármol renacentista adyacente, decorado con estatuas de bronce. El presbiterio es una obra maestra del Renacimiento tardío y se compone de un coro, dos púlpitos y dos órganos grandes. Alrededor del coro se encuentran las puertas de las dos sacristías, algunos frescos y una estatua del Papa Martín V, del siglo XV, obra de Jacopino da Tradate.

Otro de los elementos destacados en el candelabro Trivulzio, que se compone de dos piezas. La base, atribuida a Nicolás de Verdún (siglo XII), destaca por su conjunto fantástico de vides, vegetales y animales fantásticos. Los brazos del candelabro por su parte son de mediados del siglo XVI.

En una bóveda del techo situada tras el altar, una pequeña bombilla roja marca el lugar donde ha sido colocado uno de los clavos, según se dice, de la crucifixión de Cristo. El Santo Clavo se recupera y se expone al público todos los años, durante una celebración conocida como el “Rito della Nivola”.

En la cripta se encuentra la Capilla de San Carlos Borromeo, en la que se conservan sus restos. También es posible contemplar las piezas en oro y plata que forman parte de su tesoro.

Catedral de Milán

TERRAZA PANORAMICA

Uno de los grandes valores que atesora el Duomo, es la posibilidad de subir a su tejado para admirar de cerca las mas de 2.200 estatuas, 135 agujas y 96 gárgolas que adornan su corteza externa. Entre ellas, la Madonnina, que durante años fue el punto mas alto de la ciudad. No obstante, se situa a 108.5 metros de altura, coronando el cielo de Milán desde el año 1774. Pero además de poder admirar la belleza de numerosos rincones ocultos, y poder caminar por su estructura a mas de 100 metros de altura, las vistas que se obtienen desde lo alto del Duomo son verdaderamente espectaculares. En días claros, la vista llega hasta los Alpes, observando desde otro punto de vista los elementos que rodean la catedral. Para acceder hasta la terraza panorámica, existen dos tarifas estandar que se pueden adquirir en la parte trasera del Duomo. Si decidimos hacerlo andando, el precio asciende a 7 euros, mientras que en ascensor el precio es de 12 euros. Cabe destacar que la subida a pie, resulta un tanto exigente por el número de escaleras y reducido espacio que nos encontramos en el camino, por lo que personas con claustrofobia, con problemas respiratorios o de movilidad, es recomendable que opten por la segunda opción. Para mas info sobre descuentos en las tarifas se puede consultar la siguiente web: http://www.duomomilano.it.

Catedral de Milán

ALREDEDORES

El Duomo de Milano se situa en pleno centro de la capital lombarda. Como no podía ser de otra manera, constituye el epicentro neuralgico de la ciudad y a su lado se abren algunos de los grandes atractivos que atesora. Entre ellos, la espectacular Galleria Vittorio Emanuele II. Un lugar que realmente deja sin palabras por su belleza y elegancia, en el que podemos, ademas de ir de compras o tomar un delicioso (y caro) café, apreciar los escudos de los Saboya, así como de las ciudades de Turín (toro), Roma (la loba), Florencia (el lirio) y Milán (la cruz roja). Además, cuenta la tradición que todo aquel que pise con su talón los genitales del toro y de tres vueltas sobre si mismo, verá cumplido su deseo, volviendo en un futuro a la ciudad. Atravesando las galerías llegamos a otro de los lugares mas famosos de Milán, el Teatro alla Scala. Sobrio por fuera, La Scala alberga en su interior uno de los teatros de ópera mas famosos del mundo por donde han pasado los mas grandes directores e interpretes del genero a lo largo de sus mas de 200 años de historia. Una experiencia única para los amantes de la ópera, que también se puede visitar a través de su museo. Toda la info sobre el teatro, puedes consultarla aqui. Para visitar el museo sin esperar colas, puedes adquirir tus entradas aqui (recomendadisimo). Al otro lado del Duomo, casi de frente a la Galleria Vittorio Emanuele II, divisamos el Palazzo Reale, mientras que de frente al Duomo, siguiendo la plaza por su lado derecho, llegamos hasta la preciosa Piazza Mercanti, otrora  centro comercial y financiero de la ciudad, que guarda su aspecto medieval protegida del tráfico. Siguiendo por sus arterías, llegamos hasta el Castello Sforzesco. Todo un símbolo de la arquitectura renacentista milanesa.

Galeria Vittorio Emanuele en Milán

Galleria Vittorio Emanuele II (Milán)

MIS IMPRESIONES

El Duomo de Milán impacta desde el primer momento. De una belleza extrema y con unas dimensiones épicas, es imposible no detenerse a admirarlo cada vez que te cruzas en su camino. Se trata del verdadero símbolo de la ciudad y su aspecto exterior y ubicación hacen de él un lugar único. Su interior contrasta con la imagen de grandeza que nos brinda desde fuera. Parece un lugar distinto, oscuro, frío. Quizá solo sea una sensación, pero el cambio se antoja grande. Algo que queda de lado al ascender a lo alto de sus tejados. Las maravillosas vistas que obtenemos andando entre estatuas, agujas y gárgolas, vuelven a hablarnos de grandeza. Desde allí se aprecia como en ningún otro lado el paso del tiempo. Y si aún queremos mas, nos espera una cita con el tesoro y la cripta. Guardados como oro en paño, aguardan la llegada de visitantes en silencio. Ese silencio que se escucha dentro del Duomo como en ningún otro lado. Un lugar único que merece la pena visitar.

Duomo Milán, sáltate la fila

¿Mas entradas sobre Milán? Click aqui
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s