Un paseo por el romantico Trastevere, en Roma

Barrio Trastevere en Roma

Es uno de los barrios más emblemáticos de Roma y probablemente, uno de los más románticos del mundo. Al otro lado del río Tiber, el bello Trastevere esconde entre sus callejuelas secretos de miles de historias cruzadas que un día formaron parte de su paisaje. Un barrio que seduce con su tranquila melodía y que contrasta con el caótico ritmo de la capital italiana bajo la tenue luz de las velas. ¿Te apetece recorrerlo conmigo?

UN POCO DE HISTORIA

El Trastevere es un barrio medieval que está separado del centro de Roma por el río Tiber. La historia de este precioso rincón romano comenzó en el siglo VIII a.C. siendo toda esta zona propiedad de los Etruscos. A partir del reinado de César Augusto, el barrio del Trastevere se convirtió en el más poblado de Roma. En él vivían familias de origen oriental (principalmente sirios y judíos) que trabajaban en el cercano puerto llamado “Emporium” desarrollando actividades comerciales y mercantiles. Posteriormente los ciudadanos romanos más adinerados construyeron en Trastevere magníficas villas con lujosos jardines, estatuas y pequeños estanques.

A día de hoy el Trastevere guarda buena parte de su esencia y pasado en forma de calles adoquinadas, edificios medievales, tiendas de todo tipo que han ido pasando de generación en generación, auténticos restaurantes romanos con encanto, acogedores alojamientos en edificios históricos y otros pequeños/grandes atractivos que merece la pena descubrir mientras vamos paseando por sus calles.

Barrio Trastevere en Roma

SUS PRINCIPALES ATRACTIVOS

En el corazón del Trastevere, en la acogedora Piazza Santa Maria in Trastevere, se encuentra uno de los atractivos más destacados del barrio: la Basílica de Santa María in Trastevere. Es el monumento más importante de este popular barrio y fue construida en gran parte en el siglo XII. Exteriormente la iglesia destaca por los impresionantes mosaicos dorados de la fachada y por su campanario, que data del siglo XII. Los mosaicos de la fachada datan de mediados del siglo XII y representan a la Virgen y el Niño con diez acompañantes que portan lámparas. El brillo de dichos mosaicos arroja una suave luz a cada noche romana. Si cruzamos la puerta del templo encontramos un edificio que se divide en tres naves por medio de una veintena de columnas, algunas de ellas procedentes de las Termas de Caracalla. Es una iglesia en la que podemos observar preciosos retablos y otros bonitos elementos decorativos, pero sin duda uno de sus mayores tesoros es el mosaico dorado situado en el ábside. Obra de Pietro Cavallini es una obra que data del siglo XII y está dedicada a la glorificación de la Virgen. El mosaico está adornado en su parte inferior con otro mosaico con escena de la vida de la Virgen realizado también por Cavallini en 1291. La iglesia es muy rica en obras de arte y cabe destacar la Capilla Avila, considerada uno de los monumentos más complejos y únicos de toda Roma. La cúpula de esta capilla está inspirada en la arquitectura de Borromini (finales s. XVII). En otra de las capillas, en la Capilla Altemps, se encuentra la tabla de la “Madonna della Clemenza”, una de las tablas más antiguas que se conocen (siglos VI-VII). También cabe señalar el artesonado de madera del techo diseñado por Domenichino (s.XVII), el atrio que contiene inscripciones paganas y cristianas procedentes de la basílica y de Catacumbas, y el Fons olei o lugar de surgimiento de la fuente de aceite, ocurrido años antes del nacimiento de Cristo, según cuenta una leyenda. La Basílica de Santa María in Trastevere se puede visitar todos los días de 7:45 a 20/ 21 horas (en invierno puede estar cerrada de 12:30 a 15:30) y la entrada es gratuita.

Barrio Trastevere en Roma

Santa Maria in Trastevere

Volviendo a la Piazza Santa Maria in Trastevere en su parte central se halla una fuente, la Fontana di Piazza Santa María in Trasteve que está considerada como la más antigua de Roma. Se cree que fue diseñada en el siglo I a.C y en su origen su ubicación no se encontraba en el centro de plaza como está a día de hoy, sino que se hallaba enfrente de la Basílica. La fuente ha sido restaurada en varias ocasiones a lo largo de su larga historia.

Otro de los grandes atractivos del Trastevere es la preciosa Basílica de Santa Cecilia in Trastevere, una iglesia romana cuyo origen se remonta al siglo V que se halla en la Piazza Santa Cecilia. La primera iglesia de Santa Cecilia fue probablemente fundada en el siglo V, por el papa Urbano I, y estaba dedicada a la mártir romana Cecilia. La fachada de la actual iglesia data de 1725 y es obra del arquitecto italiano Ferdinando Fuga, conocido por sus obras en Roma y Nápoles en el siglo XVIII. En su interior destacan el precioso fresco que representa el “Juicio Final” (obra de Pietro Cavallini que data de 1293), los mosaicos del ábside (siglo IX) que representan a Jesús con los santos Pablo, Ágata, Pedro, Pascual, Valeriano y Cecilia, dos excelentes retablos, o la “Apoteosis de Santa Cecilia”, una obra del pintor italiano Sebastiano Conca de 1721 que se encuentra en la nave central. Por supuesto también cabe señalar su altar con ciborio de finales del siglo XIII (obra de Arnolfo di Cambio) y principalmente la escultura “El Martirio de Santa Cecilia” datada en el año 1600 y realizada por Stefano Maderno. Se dice que la escultura fue esculpida sobre el cadáver incorrupto de la santa cuando fue abierta su tumba en 1595. Dicha escultura está considerada como uno de los ejemplos más famosos de la escultura barroca. Desde el interior de la iglesia se puede acceder a las excavaciones que se hicieron en el subsuelo, donde se han encontrado restos de una vivienda romana, que se cree perteneció a la propia santa y su marido. Para contemplar las excavaciones realizadas hay que pagar entrada (no se el precio exacto pero ronda los 2,50€), al igual que si queremos contemplar los frescos de Cavallini (en este caso el precio es igual). El horario de las excavaciones de Santa Cecilia es de 09:30 a 12:30 y de 16:00 a 18:30 horas. Por su parte los frescos de Cavallini se pueden visitar de lunes a sábados de 10:15 a 12:15 y los domingos y festivos de 11:30 a 12:30 horas. La iglesia se puede visitar todos los días de 9:30 a 12:30 y de 16 a 18:30 de manera gratuita.

Barrio Trastevere en Roma

Santa Cecilia in Trastevere

ALREDEDORES

Varios son los lugares de interés que podemos encontrar en las inmediaciones del Trastevere. Sin cruzar el río, y en dirección al Vaticano, nuestra cita se centra en los alrededores del Palazzo Corsini. Allí encontramos la que fuera residencia de Cristina de Suecia y ahora Jardín Botánico de Roma. Con mas de 12 hectáreas de terreno, el Orto Botánico alberga más de 3000 especies vegetales dignas de admirar. Muy cerquita de allí, también merece la pena una visita la Villa Farnesina, una villa-palacio construida a comienzos del siglo XVI donde sus jardines y su decoración interior seducen a propios y extraños.

Al otro lado del río, encontramos algunos de los lugares con más carácter de Roma. Un ejemplo, el Ghetto, donde las calles parecen llevarnos a otra época y donde podemos encontrar verdaderas joyas como el Teatro di Marcello, la Fontana delle Tartarughe o la Sinagoga entre otros. Cerquita de allí nos espera una cita con la famosisima Bocca della Verità, ubicada en el interior de Santa Maria in Cosmedin, mientras que a sus espaldas yace el gigantesco Circo Massimo, hoy reconvertido en parque-explanada.

MIS IMPRESIONES

Quizá sea el romanticismo que se respira entre sus callejuelas, o la paz y el silencio que invaden el lugar, lo que hace que el Trastevere sea uno de los rincones más especiales de la Ciudad Eterna. Una de las caras más dulces de Roma salpicada por pequeños locales llenos de encanto y bellas iglesias llenas de detalles que hacen del lugar una parada obligada. En mi caso, pude recorrer sus callejuelas tanto de día como de noche, teniendo la sensación de que la verdadera vida del barrio nace cuando las últimas luces del día tocan su fin. Es el momento en el que más se disfruta el Trastevere.

Mención especial merecen lugares como la iglesia de Santa Cecilia, que de noche nos sorprende con sus luces dejando entrever su precioso patio desde fuera, o los muchos restaurantes que bajo la luz de las velas nos esperan para poner el marco ideal a una noche inolvidable.

En definitiva, un lugar que pone el contrapunto al caos que se vive a lo largo y ancho de la ciudad y que no te puedes ir sin descubrir. Mi recomendación: guardar una tarde-noche para recorrerlo sin prisas, descubriendo la magia que aguarda a la vuelta de cada esquina. Y si nos quedamos con ganas de más, descubrirlo de día ampliando la visita al maravilloso Orto Botánico.

Descubre Roma de noche en Segway

¿Mas entradas sobre Roma? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s