El susurro de Itxassou

Saint Fructueux (Itxassou)

Enclavada entre verdes prados y protegida por las preciosas montañas que la rodean, la bonita localidad de Itxassou nos recibe como un susurro entre serpenteantes calles que unen su laberíntico esqueleto. Una localidad que bajo su manto silencioso esconde el elemento que la hace única. Y es que todo cobra sentido cuando Itxassou renace en primavera dando comienzo a la temporada de la cereza. Ademas, nos espera una cita con la leyenda junto al Rio Nive o Errobi; el mítico Pas de Roland. ¿Me acompañas a descubrir este bonito paraje vasco-francés?

ITXASSOU

La tranquila localidad de Itxassou (Itxasu en euskera) está situada en la región de Aquitania, dentro del territorio histórico vascofrancés de Labort. Enclavada a los pies del macizo que conforman los montes Artzamendi y Mondarrain, es una población organizada en diversos barrios que se asientan a orillas del rio Nive. Itxassou se sitúa en un hermoso paraje que luce especialmente bello en primavera, estación en la que los cerezos florecen envolviendo la localidad con una estampa única.

Recorrer sus silenciosas y tranquilas calles nos permite ir descubriendo los elementos más destacados de Itxassou. Uno de ellos es la iglesia de Saint Fructueux. Se trata de un bonito y elegante templo blanco que data del siglo XVIII y está considerado como uno de los más interesantes de la zona. Su interior, que destaca especialmente por su belleza, guarda un valioso retrato de San Francisco de Asis atribuido a Murillo. Al igual que sucede en la mayor parte de las iglesias de la zona, está rodeada por un cementerio que cuenta con alrededor de 200 estelas discoidales. La iglesia está situada en uno de los barrios principales del pueblo, estando próxima a la plaza y el Ayuntamiento.

Saint Fructueux (Itxassou)

La mayor parte de los edificios que conforman los barrios de Itxassou presentan la arquitectura típica de la zona con paredes blancas y entramados y contraventanas de madera, principalmente en color rojo. Otro de los elementos destacados que se sitúa próximo a la iglesia es el frontón, un frontón que acoge diversos espectáculos organizados a lo largo del año. El frontón forma parte del pasado y presente del País Vasco Francés y también está presente en varias localidades de la zona. Próximos al frontón encontramos algún hotel, restaurante y alguna coqueta tienda.

Uno no puede irse de Itxassou sin haberse acercado hasta el Pas de Roland, otro de sus principales atractivos. Cuenta la leyenda que el célebre Roldán, conde de la Marca de Bretaña y lugarteniente del emperador Carlomagno, volvía de librar intensos combates contra los sarracenos cuando una gran roca le cortó el paso en las gargantas del río Nive. Roldán, sin hacer gran esfuerzo, abrió un paso en la roca con su espada Durandal. También se sostiene que fue su caballo quien abrió el paso con una coz. Fuese como fuese hoy podemos observar una original abertura en la roca por la que se abría el paso en el camino de la antigua calzada. Es un rincón que sorprende cuando nos acercamos a descubrirlo. Para llegar al Pas de Roland debemos seguir la carretera que discurre junto a la iglesia. Es una carretera estrecha que en primer lugar avanza entre casas solitarias para después discurrir junto al río Nive a lo largo de una hermosa garganta. Debemos tener máxima precaución a la hora de circular por ella ya que solamente hay una carretera para ambos sentidos de la circulación, habiendo recodos a lo largo del camino que permiten el paso de los coches que vienen en sentido contrario. Además podemos encontrar gente haciendo el recorrido a pie, por lo que la precaución y atención deben de ser máximas. Mas o menos a mitad del camino y a orillas del río encontramos el Pas de Roland. Un poco más adelante, y antes de llegar al barrio de Laxia, hay un bonito rincón que nos permite acceder hasta el propio Nive. Desde este punto obtenemos una preciosa panorámico del río y del entorno.

Pas de Roland (Itxassou)

Hablar de Itxassou y hablar de fruta es hacer mención a las cerezas. Con la llegada de la primavera y cuando Marzo toca a su fin, los cerezos florecen para convertir el entorno es uno de los más bonitos de la zona durante esas fechas. En Itxassou se cultivan cerezas de gran calidad habiendo tres variedades autóctonas, la Peloa (roja y oscura), la Beltza (negra) y la Xapata, una cereza anaranjada que es más ácida y se consume fresca. Las dos primeras variedades se emplean en la elaboración de mermeladas y confituras. Cada año el primer fin de semana de Junio se celebra la popular Fiesta de la Cereza. Es una fiesta en la que la cerezas, en esas fechas colgadas ya de las ramas, son el centro de atención. En dicha fiesta se organizan diversos espectáculos (danzas vascas, partidos de pelota, juegos para niños, etc) y hay varios puestos en los que podemos comprar además de las cerezas otros productos elaborados con esta fruta como son el pastel vasco, mermeladas, licores, etc.

Itxassou (Francia)

ALREDEDOR DE ITXASSOU

Itxassou se halla en un bonito enclave que acoge entre sus bellos parajes no menos bellos pueblos que se encuentran bastante cerca de la localidad. Uno de los más conocidos es Espelette donde su santo y seña son los pimientos rojos que cuelgan en ristras sobre las fachadas de los blancos y pintorescos edificios del pueblo. Espelette celebra su Fiesta del Pimiento el último fin de semana de Octubre. Presidiendo la localidad desde lo alto de un promontorio se encuentra el Castillo de los barones de Ezpeleta (a día de hoy sede del Ayuntamiento, la biblioteca y la oficina de turismo) y junto a la Iglesia de Saint Etienne y Chocolaterie Antton (chocolatería y museo) son los elementos más destacados de Espelette.

No muy lejos de Espelette nos espera Ainhoa, una bella localidad que se asienta a lo largo de una sola calle jalonada por antiguas y preciosas casas que conviven en perfecta armonía. Dar un paseo por Ainhoa es sinónimo de tranquilidad y belleza absoluta. Su histórica tradición comercial se mantiene viva y algunas pequeñas y coquetas tiendas nos ofrecen productos típicos, regalos y recuerdos. El buen hacer de los restaurantes sumado a la calidad de los productos de la zona convierten a la localidad en un destacado destino gastronómico. Al igual que ocurre en poblaciones cercanas Ainhoa es un centro de encuentro de artesanos y todos los que nos acercamos tenemos la oportunidad de husmear entre coloridos talleres y preciosas tiendas.

A pocos kilómetros de Itxassou se encuentra Cambo-les-Bains, una localidad también dividida en barrios en la que es muy famosa su estación termal y Villa Arnaga, una preciosa mansión construida por Albert Tournaire a principios del siglo XX. Villa Arnaga es una obra maestra del arte neo-vasco que acoge entre sus paredes un museo en memoria del dramaturgo francés Edmond Rostand quien encargó la construcción de la mansión. Villa Arnaga está rodeada de hermosos árboles, plantas, jardines y estanques formando todo el conjunto una estampa preciosa.

Otra de las localidades que no podemos dejar de visitar es Hasparren, un bonito pueblo en el que aun late su pasado zapatero. En Hasparren despunta su bella iglesia de San Juan Bautista y merece la pena recorrer tranquilamente sus calles y empaparte de toda su esencia. Cualquiera de estos rincones citados bien merecen una vista.

Ainhoa (Xareta - Francia)

Ainhoa (Francia)

MIS IMPRESIONES

Itxassou parece enclavado en un lugar lleno de secretos ocultos bajo ese silencioso murmullo que envuelve a la localidad en un halo de paz. Solamente su bonito frontón parece romper ese hechizo mostrando su vida oculta. Fue una pena escoger mal la fecha para descubrir la preciosa estampa que crean sus cerezos en flor, aunque no nos impidió recorrer sus calles y descubrir sus rincones más destacados.

Mención aparte merece el rincón por el que el celebre Roldán se abrió hueco en sus históricas batallas. La presencia del Río Nive enfurecido a su paso por el lugar, hace de este rincón uno de los más espectaculares de la zona. Además de disfrutar de las vistas, no podemos irnos sin pasar por debajo de la roca que da lugar al nombre.

Quizá no sea el pueblo con más encanto de Labort, pero el conjunto hace de este enclave un lugar en el que merece la pena parar para descubrir su esencia. Siempre podemos optar por hacerlo el primer domingo de Junio, fecha en la que se celebra tradicionalmente la Fiesta de la Cereza. Un momento idóneo para degustar su bien más preciado y disfrutar del ambiente. Aunque si te gusta recorrer los sitios con tranquilidad, será mejor escoger otra fecha.

sm-guia-iparralde

¿Mas entradas sobre País Vasco Francés? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

2 Respuestas a “El susurro de Itxassou

  1. Está guay las guías que hacéis de diferentes ciudad, y la verdad que el encanto que le describís a los pueblecitos, es el que les encuentro a los pueblos cercanos a mi ciudad erasmus.
    A ver si escribís también algo así de una ciudad/pueblo de más al norte de Francia, porque la verdad que Lille es muy hermosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s