Vejer de la Frontera: el hechizo blanco de Cádiz

Vejer de la Frontera (Cadiz)

Asentado sobre la colina a cuyos pies discurre el río Barbate, el precioso pueblo blanco de Vejer de la Frontera es uno de los preciados tesoros de la provincia de Cádiz. Un rincón en el que pasado y presente se dan la mano gracias a su buen estado de conservación, con monumentos y otros elementos por los que parece que no han pasado los siglos. Vejer tiene mucho que ofrecernos y lo ideal es recorrerlo despacio, sin prisas, dejándonos atrapar por todo lo que vamos descubriendo a medida que vamos caminando por sus sinuosas y muchas veces empinadas callejuelas. ¿Te apetece dar un paseo por este pueblo vestido de blanco? Acompáñame…

DESCUBRIENDO VEJER DE LA FRONTERA

Vejer de la Frontera es un bellísimo municipio que se asienta sobre un cerro situado en el Suroeste de la provincia de Cádiz, a 54 Km. de la capital. Forma parte de la comarca de La Janda y se halla próximo a conocidos municipios como Conil de la Frontera, Medina Sidonia, Barbate o Tarifa. La bella colina sobre la que se halla desciende en pendiente hacia el río Barbate, lo que le confiere unas fantásticas vistas y un encanto especial.

Vejer es un precioso pueblo blanco de fisonomía árabe que se halla coronado por la iglesia que ocupa el lugar donde siglos atrás se erguía una mezquita. Antiguamente era conocido como Vejer de la Miel, debido a la cantidad de colmenas que guardaba. Numerosos vestigios confirman el paso de fenicios, cartagineses y romanos por esta tierra. No en vano es una localidad declarada Conjunto Histórico Artístico en 1976, además de recibir el Premio Nacional de Embellecimiento de Pueblos y la distinción de zona de Gran Afluencia Turística.

Dar un paseo por sus empinadas calles es descubrir entre otros atractivos el legado árabe que ha quedado plasmado en su arquitectura popular y en el urbanismo de barrios como el de La Judería. Vejer tiene mucho que ofrecer a todos los visitantes que nos acercamos a este maravilloso rincón, por lo que lo ideal es andar sin rumbo y perderse por sus callejuelas en busca de preciosos rincones blancos y otros tesoros que seguro quedarán grabados en nuestra retina para siempre.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

UN PASEO POR VEJER

Debido a su carácter defensivo de siglos pasados el casco histórico de Vejer se encuentra protegido por un recinto amurallado cuyo trazado es irregular como consecuencia de los desniveles del terreno. Las murallas se conservan en muy buen estado y para acceder al corazón de Vejer podemos hacerlo a través de uno de sus cuatro arcos: Arco Sancho IV, Arco de la Villa, Arco de la Segur y Arco de la Puerta Cerrada.

Si algo destaca en Vejer es su buen estado de conservación, lo que le convierte en uno de los pueblos blancos más bonitos de Andalucía. Se denominan pueblos blancos debido al color blanco de las fachadas de sus casas, pintadas con cal para repeler el calor.

Paseando por las calles de Vejer vamos descubriendo antiguas casas edificadas en torno al tradicional patio de vecinos, antaño símbolo de una vida de puertas abiertas. En la actualidad se conservan alrededor de 300 casas con patio. Muchos de ellos han sufrido transformaciones con el paso del tiempo, pero la mayoría conserva su estructura originaria sobre la base de la arquitectura tradicional andaluza. Las flores son la seña de identidad en cada uno de los patios. Macetas de diversos tamaños y formas sostienen diferentes tipos de plantas y flores cuyos vivos colores conjuntan perfectamente con el blanco de los edificios formando una estampa preciosa. Sin duda todo un símbolo en el pasado y presente de Vejer.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

Además de la belleza de sus calles y edificios el pueblo atesora otros monumentos y atractivos que no podemos dejar de descubrir si nos acercamos a este precioso lugar.

Uno de esos rincones lleno de encanto es la Plaza de España, punto de encuentro de vejeriegos y visitantes. Una plaza cuyos orígenes se remontan al siglo XVI y que desde 1957 está presidida por una bella fuente realizada a base de azulejos sevillanos. Es también conocida popularmente como la “Plaza de los Pescaitos” y en ella encontramos el edificio del Ayuntamiento, el Juzgado de Paz, así como restaurantes donde podemos degustar especialidades de la cocina andaluza y africana, y bares, donde tomar algo al aire libre. Un apunte, la Plaza de España de Vejer de la Frontera está entre las once plazas con más encanto de España, por lo que es un rincón de visita obligada si os acercáis a Vejer.

Si seguimos nuestro paseo y nos dirigimos a la parte más alta de Vejer allí nos espera el castillo, cuya construcción data de los siglos X y XI. El castillo consta de dos patios: el patio principal y el patio de armas. En el patio principal se encuentra el antiguo aljibe, el cual recogía el agua de la lluvia a través de un canal. Desde el patio de armas se pueden ver las almenas, acceder hasta ellas y contemplar las hermosas vistas de todo el pueblo que divisamos desde este punto. En el castillo destaca también su hermoso arco de herradura, enmarcado por un alfiz, el vestigio más apreciado de origen árabe que aún se conserva. En el interior del castillo podemos contemplar una placa conmemorativa del hermanamiento de Vejer con la ciudad marroquí de Chefchaouen. Ambas ciudades se encuentran estrechamente unidas por lazos históricos y culturales. En los meses de verano podemos visitar el castillo todos los días de 11.00 a 14.00 horas y de 18.30 a 22.00 horas. El resto del año debemos consultar el horario en la Oficina de Turismo de Vejer o bien en el teléfono 956 451 736.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

Próxima al castillo se halla la Iglesia Parroquial del Divino Salvador, un templo construido sobre una antigua mezquita. Se trata de una iglesia de planta basilical con ábside rectangular que está compuesta por tres naves, siendo la nave central más alta que las laterales. En las naves laterales se abren tres capillas. El conjunto consta de dos partes diferenciadas que corresponden a dos etapas de su construcción. La cabecera es de estilo gótico-mudéjar (siglo XIV), mientras que la ampliación es de estilo gótico – tardío de finales del S. XV y principios del XVI. También cabe señalar el retablo del altar mayor realizado por Francisco de Villegas en el siglo XVII.

Otro de los tesoros de Vejer es la Casa del Mayorazgo, una casa solariega de estilo barroco que data del siglo XVIII. Está situada junto al Arco de la Villa y su interior consta de dos patios, a través de los cuales se comunica con la Torre del Mayorazgo y con un lienzo de la muralla. A día de hoy es una vivienda particular, pero podemos acceder hasta su patio y descubrir su belleza. En él está instalado un buzón en el que podemos dejar una propina y de esta manera contribuir con el mantenimiento de los patios y la torre.

Por su parte el Convento de las Monjas Concepcionistas alberga en sus entrañas el Museo Municipal de Costumbres y Tradiciones de Vejer, gracias al cual todos los visitantes tenemos la oportunidad de conocer los modos de vida de los vejeriegos en el siglo pasado, así como sus costumbres y tradiciones más arraigadas. El precio de la entrada es de 1€ y horario de visita es de Lunes a Sábado de 10.00 a 14.00h. y de 18.00 a 21.00h.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

A su lado se encuentra una de las calles más emblemáticas de la localidad, el Callejón de las Monjas, una calle marcada por una sucesión de contrafuertes que sustenta el muro lateral. Dichos contrafuertes fueron colocados en el siglo XVIII tras el terremoto de Lisboa. Es una de las estampas más características de Vejer, siendo uno de los rincones más fotografiados. Si cruzamos el callejón habremos llegado a uno de los barrios más emblemáticos de la localidad: el barrio de La Judería. Un barrio de estrechas y laberínticas callejuelas en el que las fachadas encaladas, los balcones con flores y algunos tramos del recinto amurallado forman una estampa única.

También cabe señalar el Palacio del Marqués de Tamarón, una casa solariega construida a finales del siglo XVII y principios del XVIII que se halla situada junto al Arco de la Segur. En la actualidad es la sede de la Casa de Cultura (donde se realizan varias exposiciones a lo largo del año) y de la Biblioteca Municipal.

Y ADEMÁS…

No me puedo olvidar de otro de los símbolos de Vejer: los molinos de viento. En el siglo XIX los molinos harineros que existieron fueron todos de agua, destacando especialmente los que poseía el Duque de Medina Sidonia en la barriada rural de Santa Lucía. Posteriormente llegaron los primeros molinos de viento, pero los fuertes vientos de levante característicos de la zona hicieron imposible su implantación. Debido a ello se instalaron molinos de otro estilo para resistir mejor las fuertes rachas de viento. En la década de los sesenta se construyeron los cuatro molinos situados en la barriada San Miguel, a día de hoy rehabilitados.

Es digno de mención también el núcleo rural de Santa Lucía, declarado Monumento Natural por la riqueza de su paisaje. Ubicada en la ladera de la Meseta de la Muela, es una zona que destaca especialmente por su exuberante vegetación. En ella podemos descubrir además el Acueducto Romano de Santa Lucía.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

Si salimos de Vejer y vamos en dirección a Barbate podemos pararnos a conocer el Santuario de la Virgen de la Oliva, Patrona de Vejer. Situado a 5 Km. de la localidad, es un lugar de cita obligada para los peregrinos cada 7 de Mayo, día en que se celebra una romería como recuerdo de la conmemoración de la Virgen de la Oliva como patrona del pueblo.

Además, la provincia de Cádiz posee magníficas playas y una de ellas es la playa de El Palmar, situada a 9 Km. del núcleo urbano de Vejer de la Frontera. Es una maravillosa playa de arena fina y agua transparente que está rodeada por un magnífico entorno natural que hace que sea una de las pocas playas vírgenes de la zona. La playa está “vigilada” por una torre denominada Torrenueva, cuya función en siglos pasados era la vigilancia de la costa. La playa de El Palmar nos regala también espectaculares atardeceres. Es una de esas playas que uno no puede dejar de descubrir si visita la Costa de la Luz.

Por último no puedo dejar de hacer mención a otros aspectos señalados como la deliciosa gastronomía de la zona que podemos degustar en los restaurantes y bares de Vejer, la artesanía tradicional presente en diversos talleres y tiendas del casco histórico, las fiestas populares que se celebran a lo largo del año y por supuesto la simpatía y amabilidad con la que te reciben sus gentes.

Vejer de la Frontera (Cadiz)

MIS IMPRESIONES

Vejer de la Frontera es uno de esos rincones que todo aquel que se acerca a la provincia de Cádiz no puede dejar de descubrir. Su casco histórico es una maravilla para los sentidos debido a su buen estado de conservación. En él se encuentran la mayor parte de los monumentos y rincones citados, sin olvidar el alma de Vejer, sus casas teñidas de blanco con esos patios llenos de coloridas flores que sin duda son la esencia y vida de este precioso pueblo.

Vejer es un rincón que me encantó y al que espero volver una y mil veces. Es uno de esos lugares que te atrapa, te seduce, te fascina… desde el primer momento. Un pueblo para disfrutar con los cinco sentidos en el que cada instante se convierte en único. ¿A qué esperas para descubrirlo?

Vejer de la Frontera (Cadiz)

¿Mas entradas sobre Cádiz? Click aqui.
Sígueme en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s