Covarrubias, recorrido entre leyendas

Es uno de los pueblos más bonitos de Castilla y León y probablemente de toda España, y su historia está llena de leyendas. Como la de Doña Urraca, que a día de hoy, dicen sigue vagando sin rumbo por las estancias del Torreón de Fernán González. Muy cerca de allí, al otro lado donde acaban los muros del torreón, frente a la Colegiata, se levanta la estatua en honor a la Princesa Kristina de Noruega. ¿Quien era? ¿Por que yace su estatua en Covarrubias? Sigue leyendo porque te lo contamos todo aquí mientras recorremos las callejuelas de esta preciosa villa burgalesa.

COVARRUBIAS: BELLEZA EN ESTADO PURO

Decía Oscar Wilde que la belleza es muy superior al genio porque no necesita explicación, y lo cierto es que recorriendo Covarrubias te das cuenta que no le faltaba razón. Da igual por donde vayas, porque todo resulta tan bello… que no tiene explicación. De típica arquitectura rural castellana, sus fachadas y callejuelas se entremezclan con esa esencia medieval que a día de hoy perdura sin perder un ápice de su esplendor. Una tranquila y acogedora villa en la que te esperan sorpresas en cada esquina, todas, quien sabe si bajo la eterna mirada de Doña Urraca desde lo alto del Torreón.

PUNTOS DE INTERES

Covarrubias fue declarada en 1965 Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, por lo que toda la villa en sí esconde rincones llenos de encanto que irás descubriendo según vayas recorriendo sus callejuelas. De entre todos, como no podía ser de otra manera, destacan algunos como la Casa de Doña Sancha, claro ejemplo de la arquitectura tradicional castellana del Siglo XV construida a base de adobe y madera, la Colegiata de San Cosme y San Damián, un precioso templo del siglo XV que atesora el órgano más antiguo que sigue en funcionamiento en Castilla, datado del Siglo XVII, o el imponente Torreón de Fernán González, donde dicen, vaga el espíritu de Doña Urraca, encerrada eternamente (según algunos emparedada viva) por su padre ante la negativa a casarse con el Príncipe de León y mantener una relación con uno de los pastores de la zona. Pero en Covarrubias hay mucho más.

Uno de los rincones más bonitos y sorprendentes de la visita nos lo encontramos frente a la Colegiata. Allí yace la figura de la Princesa Kristina de Noruega. Una historia triste que uniría de por vida a la villa burgalesa con Noruega debido al matrimonio de esta con el que había sido abad de la Colegiata y por aquel entonces infante Felipe de Castilla (hermano del Rey Alfonso X de Castilla, el Sabio). Un matrimonio beneficioso para ambas partes debido a las alianzas castellano-noruegas dentro del Sacro Imperio Romano Germánico, y que acabaría con la trágica muerte de Kristina en Sevilla, donde ambos residían, según unos debido al clima, diametralmente opuesto al de las tierras del norte, según otros a la melancolía. En el interior de la Colegiata yacen sus restos mortales junto a una campana que cuenta la leyenda, si es tocada tres veces sellará el amor de quien lo haga bajo matrimonio.

No sabemos si todas estas leyendas son ciertas pero si nos atrevemos, podemos volver atrás para adentrarnos en los muros del Torreón, mirando de reojo a las ventanas desde las que quizá nos vigile Doña Urraca. Dentro del recinto nos espera una de las mayores colecciones de Europa de armas de asedio medievales, con maquinas de tamaño real y replicas plenamente operativas, así como escudos, estandartes, espadas, y demás material que usaban los caballeros de la Edad Media. Una visita imprescindible para los amantes de la historia. Puedes encontrar mucha más información haciendo click aqui.

No podemos irnos sin haber descubierto antes rincones como la Plaza Mayor (ideal para tomarse un respiro), las murallas del Siglo X-XIII junto al río Arlanza, o la Iglesia de Santo Tomás. Y la mejor manera para hacerlo es perdiéndonos entre sus callejuelas.

COMO LLEGAR

Covarrubias es una excursión obligada si te encuentras visitando la ciudad de Burgos y tienes tiempo para ello, aunque solo en si Covarrubias ya merece una visita. Desde Burgos tardaremos unos 40 minutos (38 km) en llegar por la N-234, tomando el desvío de la BU-901. Cerca de Covarrubias encontramos dos de los rincones más visitados de la provincia, como Santo Domingo de Silos y Lerma. Desde Santo Domingo de Silos apenas nos separan 19 kilómetros, mientras que desde Lerma tardaremos unos 20 minutos en recorrer los 22 km de distancia. Si salimos de la provincia, desde Logroño tardaremos unas 2 horas en llegar (170 km), desde Palencia 1 hora y 20 (98 km), desde Valladolid 1 hora y 50 (135km), desde Segovia unas 2 horas (188 km), desde Soria 1 hora y 30 (112 km), desde Madrid 2 horas y 30 (229 km) y desde Vitoria-Gasteiz unas 2 horas (156 km).

MIS IMPRESIONES

Covarrubias es uno de esos rincones donde pareces estar viviendo un cuento. La villa ha sabido cuidar su preciosa arquitectura para convertirse en el mejor legado de su pasado. Y es que todo parece estar en perfecto estado. Quizá sea el embrujo de las leyendas que recorren sus calles, pero entrar por sus puertas nos hace volver a tiempos pasados y sentirnos protagonistas de los mismos. Mención especial merecen rincones como la Colegiata o todo lo que rodea a la Casa de Doña Sancha. Una pasada.

Si te gusta la historia, los pueblos medievales perfectamente conservados, las leyendas o descubrir pequeños rincones con encanto, debes planificar un viaje si o si a esta preciosa villa burgalesa. ¡Recomendado al 100%!

¿Mas entradas sobre Burgos? Click aqui.
Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/ElCuadernoViajero

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s